Ir a contenido

En todo el telehipódromo estatal el programa más visto de octubre fue la noche en que Santiago Abascal visitó El hormiguero (A-3 TV). Más de cuatro millones de espectadores. ¡Ah! Vox en la tele es novedad. Parece que atrae. Ya sea para aplaudir o para horrorizarse. O sea que este debate a cinco que se va a producir –a la hora de cerrar este análisis todavía no ha comenzado– imagino que tendrá un seguimiento fantástico. Mediaset es el único imperio televisivo que no lo va a dar. No les interesa ni para Tele 5 ni para Cuatro. No apuestan por la política, apuestan por Got Talent. A la espera de lo que pueda pasar, nosotros en casa nos hemos refugiado en Quan s’apaguen els llums, que es un programa de entrevistas muy interesante. Es uno de los pocos de TV-3 que todavía no ha sido transformado en parte del artefacto religioso al servicio de la causa.

"El dinero en el campo, no en el banco" (leer noticia)