Ir a contenido

Este programa, El cielo puede esperar (#0, Movistar+) tiene golpes tan sensacionales como bárbaros. Ya saben de qué se trata: simulan que se muere una celebrity famosa en el telehipódromo estatal, y la gracia, el humor negro, consiste en que la falsa difunta asiste, escondida, a su propio funeral y a los tristes parlamentos de sus seres más queridos, que la van despidiendo y enterrando entre lágrimas.

Arrocet llora en el 'funeral' de la Campos (leer noticia)