26 nov 2020

Ir a contenido

Bildu copó la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso tras el rechazo de las enmiendas de totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Estaba en el guion. La derecha quería llevar este miércoles todo el foco al anunciado apoyo de la izquierda aberzale y Pedro Sánchez quiso zafarse de ello. Muy a la defensiva, el presidente esquivó por segunda vez (ayer lo hizo en el Senado) una cuestión que se ha hecho ya muy incómoda para el PSOE y acusó a Pablo Casado de imitar "a pies juntillas" la estrategia de Donald Trump en Estados Unidos. Y como él, auguró, el PP sufrirá una nueva derrota en las próximas elecciones generales.

Sánchez vuelve a esquivar a Bildu y compara al PP con el trumpismo (leer noticia)