24 nov 2020

Ir a contenido

SESIÓN DE CONTROL EN EL CONGRESO

Sánchez vuelve a esquivar a Bildu y compara al PP con el trumpismo

El presidente reprocha al PP que vuelva a sacar "el libro viejo" de ETA, Catalunya y el 'se rompe España'

Casado advierte al líder socialista de que sus pactos con la izquierda aberzale le perseguirán "toda la vida"

Juanma Romero Miguel Ángel Rodríguez

Sánchez acusa a Casado de recurrir al libro viejo del PP. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

Bildu copó la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso tras el rechazo de las enmiendas de totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Estaba en el guion. La derecha quería llevar este miércoles todo el foco al anunciado apoyo de la izquierda aberzale y Pedro Sánchez quiso zafarse de ello. Muy a la defensiva, el presidente esquivó por segunda vez (ayer lo hizo en el Senado) una cuestión que se ha hecho ya muy incómoda para el PSOE y acusó a Pablo Casado de imitar "a pies juntillas" la estrategia de Donald Trump en Estados Unidos. Y como él, auguró, el PP sufrirá una nueva derrota en las próximas elecciones generales. 

El Congreso se convirtió otra vez en un escenario bronco, monopolizado por ETA casi diez años después de su desaparición. Arrancó Casado recordando el asesinato de Alberto Jiménez Becerril —y su esposa, Ascensión García—, en 1998, cuya hermana, Teresa Jiménez Becerril, es hoy diputada del PP y a quien el partido situó este miércoles justo detrás del líder. Le preguntó si se imaginaba al futuro presidente de EEUU, Joe Biden, pactando con los terroristas del 11-S o al presidente francés, Emmanuel Macron, haciéndolo con los de la sala Bataclan de París. "Usted lo ha hecho con los de Hipercor y con los de Bildu, sin ni siquiera necesitar sus votos. Es terrible —denunció el presidente del PP—. Usted dijo que jamás pactaría con ellos, ha mentido a todo el mundo, también a las víctimas. Bildu le hizo presidente, le dio el Gobierno de Navarra y ahora le da los Presupuestos. Esos pactos le van a perseguir toda su vida. Díganos si ha cedido algo más para aprobarlos". 

Casado a Sánchez: Los pactos con Bildu le van a perseguir toda la vida. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

"Señor Casado: el libro viejo del PP cuando está en la oposición: ETA, Cataluña, rompemos España y vamos en contra del español en Cataluña. Es lo que ocurre siempre que están en la oposición. Pero el problema es que 198 escaños de esta Cámara han considerado oportuno tramitar los Presupuestos", respondió Sánchez, sin entrar en la cuestión. Reivindicó la importancia de las cuentas públicas que verán la luz a finales de 2020, que considera "indispensables" para luchar contra las consecuencias de la pandemia de covid-19.

"Usted, junto con la ultraderecha, sigue a pies juntillas la técnica del trumpismo, y tendrán su mismo final, el fracaso y la derrota electoral"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

"Pero a ustedes les da igual. Practican la política del trumpismo", siguió el presidente. Primero, la "polarización, volar todos los puentes e intentar que no haya diálogo y unidad". Dos, "mentir, 'fake news', desinformación, mienten sin rubor, en todos los frentes". Tres, "como Trump en EEUU no reconocen la derrota electoral, han tachado a este Gobierno de ilegítimo, y tratan de descalificar y deslegitimar estos Presupuestos que son necesarios para este país. Usted, junto con la ultraderecha, sigue a pies juntillas la técnica del trumpismo, y tendrán su mismo final, el fracaso y la derrota electoral". 

Respuesta "infame"

La réplica de Sánchez sonó "infame" para Casado, más aún "delante" de la hermana de Jiménez Becerril, dijo, señalándola a su espalda. "No solo ha cedido con Bildu, también con los independentistas vetando el español como lengua vehicular y con los radicales vetando la educación concertada y la educación especial. No todo vale. Con quien no pueden dormir los españoles tranquilos es con usted", remachó. 

"No solo ha cedido con Bildu, también con los independentistas. No todo vale. Con quien no pueden dormir los españoles tranquilos es con usted"

Pablo Casado

Presidente del PP

Sánchez recordó entonces que el Gobierno que "derrotó a ETA" fue socialista, y el que sin embargo calificó a la banda de Movimiento Vasco de Liberación fue del PP, el de José María Aznar, como el Ejecutivo que "recortó" las partidas en educación y dependencia fue también conservador y el que las va a reponer es el actual, liderado por el PSOE. "Están amparados en la mentira. Siguen a pies juntillas la estrategia del señor Trump —martilleó, yendo un paso más allá en su argumentación que este martes en el Senado—. Pero cuanto más tiempo tarden ustedes en reconocer la derrota electoral, más derrotas tendrán. Llevan cinco en un año [las dos generales, las autonómicas, las municipales y las europeas de 2019], les pido paciencia para la sexta". 

El cruce de Sánchez con Inés Arrimadas, justo a continuación, también tuvo como protagonista a Bildu, pero fue menos bronco. La dirigente naranja volvió a emplazar al presidente a que elija entre la mano "moderada" de su partido y el separatismo. El líder socialista insistió en su petición de que no haya "vetos cruzados" porque ahora se necesita la cooperación de todos los partidos. Sánchez reivindicó que los de 2021 son unos Presupuestos "progresistas" pero también "de país", inclusivos. La parte socialista del Gobierno busca la transversalidad de las cuentas y no quiere renunciar, al menos por ahora, ni a Cs ni a la mayoría de investidura, pese a que Iglesias empuja para que haya acuerdo solo con la izquierda. 

"Pablo Iglesias acabará con el PSOE"

Pero la tensión regresó apenas minutos después, en el careo entre la portavoz popular, Cuca Gamarra, y la vicepresidenta primera. Carmen Calvo fue más combativa y vehemente en su respuesta, aunque el fondo de la argumentación era semejante a la de su jefe: es el PP el que no acepta la derrota cuando pierde el poder. 

Sánchez responde a Arrimadas pidiendo que no haya "vetos cruzados"

Gamarra acusó al PSOE de haber "vendido su alma al diablo" al "pactar con Bildu", de haber "destrozado su esencia moral", de haber convertido lo que era una "línea roja" —no a acordar nada con la izquierda aberzale— en una "línea invisible", de "pisotear la memoria de las víctimas de ETA", de "mentir", aunque ya no consiga "engañar a nadie". "Cada día son menos PSOE", le atizó, recordando, como había hecho Casado, las palabras de los barones críticos de los últimos días. "Un Pablo Iglesias fundó el PSOE, pero otro, el auténtico presidente en la sombra, acabará con él". 

La portavoz del PP emplazó a la vicepresidenta a tener "agallas" para reconocer el acuerdo con Bildu. "Hay que tener agallas para plantear el debate de unos Presupuestos como hace el PP", le replicó Calvo. Ella recordó que, en estos 40 años de democracia, socialistas y populares han pactado con "todos" los partidos, "como es debido en democracia y corresponde a un Estado constitucional". De hecho, dijo, el PP ya ha votado "lo mismo" que Bildu 13 veces en el Congreso. Y sin embargo, siguió, el PP recuerda a ETA, que desapareció hace casi diez años, y trae a la política española lo que ya "ha resuelto el Estado de derecho", al vencer a la banda. 

Calvo reprochó al PP que cuando hablan de un Gobierno de izquierdas utilicen términos como "agarrarse al poder", al cargo. "Tienen un trauma histórico y democrático" al no aceptar que la izquierda gane elecciones y gobierne, le espetó. "Ese es el problema. Acepten que están en la oposición y ayuden a sacar los Presupuestos, que es lo que les toca por decencia", remachó. 

"Tienen un trauma histórico" al no aceptar que la izquierda gobierne, dice Calvo 

"Ustedes ahora son los antisistema", sentenció después el vicepresidente segundo del Gobierno, dirigiéndose a la bancada de los populares para dar la réplica al secretario general del PP, Teodoro García Egea.

Sobre el apoyo de EH Bildu a las cuentas públicas, Iglesias recordó a los populares que el partido predecesor del PP, Alianza Popular, fue fundado por ministros de la dictadura de Franco, que asesinó a miles de españoles y les dijo que ahora "están gobernando con una fuerza política que reivindica los gobiernos de la dictadura".