Ir a contenido

Pedro Sánchez señala a Pablo Iglesias una vía para negociar la investidura con una fórmula que permita al líder de Podemos salir airoso a pesar de que no llegue a conseguir la coalición de Gobierno que viene exigiendo. Ambos dirigentes salieron de su reunión este martes en el Congreso con la sensación de que es posible el entendimiento en izquierda, pero no despejaron la incógnita de cómo se va a sustanciar. El candidato a la presidencia se avino a buscar un Ejecutivo "de cooperación", una fórmula lo suficientemente amplia para seguir dialogando en encuentros que a partir de ahora serán secretos y lo suficientemente ambigua para que Iglesias pueda mantener el tipo aunque acabase por no obtener ministerios y tenga que conformarse, como mucho, con proponer perfiles independientes.

Sánchez plantea "cooperar" con Iglesias sin coalición de Gobierno (leer noticia)