Ir a contenido

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha alegado una presunta emergencia económica nacional para aprobar el miércoles una orden ejecutiva que prohíbe el uso de tecnología de "adversarios extranjeros" cuando supone "riesgos inaceptables" para la seguridad del país. La orden no cita a países ni compañías. No es necesario porque se entiende que señala a Huawei, tercamente presentada durante meses por Washington como un espía a las órdenes de Pekín. La nueva normativa impide que compañías estadounidenses vendan tecnología a Huawei sin el permiso especial del Gobierno.

Trump veta la tecnológica china Huawei (leer noticia)