Ir a contenido

El tema de los graves incendios que asolaron Portugal en el año 2017 con el trágico balance de más de 100 muertos ha estado ausente en la campaña electoral. Ni un reproche a la gestión del primer ministro, António Costa, en esa crisis. Hasta este viernes, en el Lisboa, cuando un hombre ha recriminado al primer ministro que estuviera de "merecidas vacaciones" cuando ocurrió la tragedia. Y el primer ministro ha perdido los papeles, provocando momentos de gran tensión.

El primer ministro portugués pierde los nervios y se encara a un votante (leer noticia)