Ir a contenido

El primer ministro portugués pierde los nervios y se encara a un votante

António Costa se enfrenta agriamente a un votante

Marta López

El primer ministro pierde los nervios ante un votante. / EFE

El tema de los graves incendios que asolaron Portugal en el año 2017 con el trágico balance de más de 100 muertos ha estado ausente en la campaña electoral. Ni un reproche a la gestión del primer ministro, António Costa, en esa crisis. Hasta este viernes, en el Lisboa, cuando un hombre ha recriminado al primer ministro que estuviera de "merecidas vacaciones" cuando ocurrió la tragedia. Y el primer ministro ha perdido los papeles, provocando momentos de gran tensión.

Costa acababa de darse un baño de multitudes en el Chiado lisboeta,  cuando un anciano se le ha acerdado y a un palmo de distancia le ha formulado la acusación. "¡Es mentira! ¡Es mentira!", ha respondido a gritos Costa. Posteriormente se ha girado con intención de alejarse, pero se ha vuelto de nuevo hacia el hombre  llamándole "mentiroso" hasta que ha sus escoltas lo han separado.

Mientras lo alejaban,  Costa ha seguido lamentando  que el anciano era un "infiltrado" puesto allí por los partidos de la derecha.

Las imágenes han inundado las redes sociales y han sido por todos los medios. El incidente ha empañado el último día de campaña de Costa, al que todos los sondeos otorgan una victoria el domingo, aunque sin mayoría absoluta.

Temas: Portugal