22 feb 2020

Ir a contenido

Al estilo de la famosa operación Puerto pero con un impacto y unos daños todavía imprevisibles porque según fuentes solventes hay casi 260 deportistas de varias nacionalidades involucrados. La Guardia Civil desarticuló en abril una de las mayores redes en distribución a deportistas de productos dopantes, principalmente la tristemente famosa eritropoyetina (EPO), que sigue estando presente en las cloacas deportivas, y que ha supuesto la incautación en Europa del mayor alijo de esta hormona prohibida por las autoridades antidopaje; nada menos que 850 dosis. Ya se la conoce como operación Hipoxianet y llevaba una década en activo.

Más de 250 deportistas involucrados en una operación antidopaje de magnitud (leer noticia)