Ir a contenido

Después de un largo y enrevesado camino, que le ha hecho jugar en las tres grandes ligas europeas (Italia, España, Inglaterra y, de nuevo, España), Cristhian Stuani ha alcanzado la cima. No solo por sus goles (es el Pichichi de la Liga, con 10 tantos en 11 partidos, por delante de Messi y Suárez, ambos con 9) sino por el reconocimiento que recibe en Montilivi. Es el punto y final del Girona de Eusebio, como lo fue hace un año del Girona de Machín. "Eh, 'el Pichichi! ¡El león del área!'", bromea Portu, su socio en el ataque, cuando el uruguayo posa para El PERIÓDICO. Un león que ha ido lentamente desde Tala (12 de enero de 1986) hasta Girona.

Stuani: "Me he tenido que buscar siempre la vida" (leer noticia)