Ir a contenido

‘In dubio pro reo’. Con esta clásica locución latina, que recuerda que en caso de duda se debe favorecer al acusado, el titular del juzgado de lo penal 7 de Valencia se decantó, no sin admitir que existen indicios que sostienen la acusación, por absolver a los 42 acusados de amañar el encuentro entre el Levante y el Zaragoza en 2011 que supuso que el club aragonés salvara la categoría al ganar 1-2.

El juez no ve probado el amaño del Levante-Zaragoza (leer noticia)