El consistorio y Telefónica han acordado la cesión a la ciudad de la última cabina telefónica con techo, puertas y recubrimiento de vidrio que quedaba en Barcelona. A partir del lunes la cabina se retirará de la vía pública y se rehabilitará, antes de instalarla definitivamente en la plaza de Meguidó, en el mismo barrio de Sant Genís dels Agudells, donde pasará a hacer una función de punto de intercambio de libros. El uso de la cabina se decidió en una consulta vecinal, hecha en 2017 entre los residentes del barrio, donde se pidió cuál debía ser el futuro de este elemento singular y simbólico de la ciudad.

La última cabina clásica de Barcelona será un punto de 'bookcrossing' (leer noticia)