Ir a contenido

Arc de Triomf, viernes tarde. Se va formando un grupo con ropa de deporte, accesorios carnavaleros, actitud fiestera. Desprenden más entusiasmo que el alcalde de Vigo. Se ve alguna peluca morada, boas de plumas, lucecitas. Hay quien viene hasta con la cortina de ducha a modo de capa de superhéroe. Conectan un altavoz portátil, hacen el calentamiento de rigor y de golpe todos echan a corr…, a bail…, ¿pero qué hacen? Ni que persiguieran a Iceta en precampaña.

'Rancing': baila mientras corres en Barcelona (leer noticia)