01 jun 2020

Ir a contenido

Una pelea a hachazos entre ocupas que aterraban a familias del barrio de Sants acabó con la detención de tres de ellos ayer lunes por la tarde y comenzó a acercar el fin de un tormento vecinal. Los espacios ya han sido tapiados a partir de un informe de los Bombers de Barcelona que certifica que debían clausurarse por seguridad. Esta doble ocupación ha mantenido contra las cuerdas a decenas de vecinos que, durante dos años, se han sentido "desamparados".

Una pelea a hachazos escribe el final de una tormentosa ocupación en Sants (leer noticia)