14 ago 2020

Ir a contenido

Hay frentes comunes que no parecen comunes, cuyos integrantes se pisan cuando nadie mira, se dan patadas en los tobillos disimuladamente y se pellizcan a la que tienen oportunidad de hacerlo. Uno de esos frentes es el que han esgrimido este viernes los grupos municipales de Barcelona, que han votado de forma unánime a favor de que el Gobierno central permita a los ayuntamientos emplear el superávit que generan y sus remanentes de tesorería. En el caso de Barcelona, eso permitiría disponer de 165 millones adicionales.

Barcelona muestra un frente común agrietado a favor de emplear su superávit (leer noticia)