Ir a contenido

“Este va a ser mi año”, sentencia WeiQin Zhou, la secretaria de la Asociación de Mujeres Chinas en Catalunya. El año en el que ella nació se catalogó como el año del cerdo. Y este, el 4717 que ahora se inicia también lo es. Enfundada en un kimono rojo, y con una hermosa flor en el pelo, está convencida que esta vez se van a cumplir todos sus deseos: “Salud, trabajo y tener más confianza en mí”.

Feliz año del cerdo en el Eixample de Barcelona (leer noticia)