Especies invasoras

Estas cinco especies de mosquitos podrían suponer un riesgo para tu salud

Mosquito Aedes japonicus, transmisor del virus del Nilo.

Mosquito Aedes japonicus, transmisor del virus del Nilo.

3
Se lee en minutos
El Periódico

Con la llegada del verano, es muy habitual sufrir picaduras de mosquitos y tener que lidiar con el escozor que provocan. Sin embargo, varias organizaciones sanitarias señalan que estos pequeños animales pueden comportar daños más graves, debido a su capacidad para contagiar enfermedades.

Noticias relacionadas

La Organización Mundial de la Salud, de hecho, calcula que el 17% de las enfermedades infecciosas son provocadas por transmisiones vectoriales, siendo los mosquitos uno de los animales con más peso en la estadística.

En la misma línea, el portal Mosquito Alert, creado para investigar y controlar a los mosquitos transmisores de enfermedades, ha estudiado cinco especies de mosquitos que podrían comportar un riesgo para la salud.

'Aedes albopictus', mosquito tigre

El mosquito tigre es una de las especies más conocidas por la ciudadanía. Es fácilmente reconocible por las rayas blancas que tiene en su cabeza, cuerpo y patas. Además, Salut alerta que pueden ser una correa de transmisión de virus como el Zika, el dengue o el Chikungunya.

Los primeros casos registrados en Catalunya datan del año 2004. Barcelona, de hecho, dispone de un mapa a tiempo real sobre la presencia de esta especie en la ciudad.

'Aedes aegypti', mosquito de la fiebre amarilla

Este tipo de mosquito es catalogado por los expertos como una de las especies de insecto más peligrosas del mundo por su capacidad de transmitir enfermedades. Según destacan los informes del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), el 'Aedes aegypti' puede transmitir los virus del dengue, el Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla. Actualmente, según Mosquito Alert, la especie se distribuye por la región tropical de África, Sudamérica y parte de Norteamérica, Oriente Medio, el Sudeste de Asia, las islas del Pacífico y el norte de Australia.

Entre sus características más reseñables se encuentran su pequeño tamaño (de 4 a 7 milímetros) y las manchas blancas que copan su abdomen. Respecto a su comportamiento, se distingue por picar casi exclusivamente a los humanos -a los que detectan fácilmente mediante un sencillo proceso cerebral- y por realizar habitualmente más de una picadura a la misma víctima.

'Aedes japonicus', mosquito del este de Asia

Otro mosquito potencialmente dañino es el 'Aedes japonicus', un tipo de parásito del sudeste asiático que, gracias a la globalización, ha acabado expandiéndose a otros territorios como Europa o América.

Los expertos la consideran una especie agresiva, que ataca tanto a humanos como a animales. Entre las enfermedades que puede transmitir, el insecto destaca por ser especialmente efectivo en la transmisión del virus del Nilo. Pese a que aún se desconocen muchas de sus características, Mosquito Alert apunta a que sus picaduras pueden ser tan molestas como las del mosquito tigre.

'Aedes koreicus'

Como se puede intuir por su nombre, este tipo de mosquito es característico de Corea del Sur y otras regiones asiáticas. Pese a que ha sido detectado en algunas ocasiones en Europa, ECDC no tiene constancia de la presencia del 'Aedes koericus' en España.

Mosquito Alert informa de que su periodo de actividad es generalmente por el día, aunque también se señala que, aunque podría ser un transmisor de virus, por el momento no se le considera un riesgo sanitario grave.

'Culex pipiens', mosquito común

La expansión del mosquito común se debe principalmente a la capacidad de esta especie para adaptarse a distintos ambientes. Mosquito Alert explica que se caracterizan por picar durante la noche, cuando se orientan perfectamente por la oscuridad y se alimentan de las personas o animales, que notarán la picadura al día siguiente. Su comportamiento es menos agresivo que los mosquitos anteriores.

Al tratarse de un tipo de parásito que también pica a animales, el 'Culex pipiens' se convierte en un potencial transmisor de enfermedades provenientes de animales como el virus del Nilo Occidental.