Ir a contenido

EL REGRESO DE LA REINA DEL TENIS

Serena Williams: mamá vuelve a las pistas

La tenista estadounidense retorna casi un año después de ganar su 23º Grand Slam en Australia

Jaume Pujol-Galceran

Serena Williams.

Serena Williams. / AFP / PAUL CROCK

Ganadora del Abierto de Australia el año pasado, su 23º Grand Slam, ya embarazada de ocho semanas de su pequeña hija Alexia Olympia, nacida el pasado 1 de septiembre, Serena Williams vuelve al circuito para defender su título en Melbourne y dispuesta a recuperar el número 1 mundial perdido durante su ausencia de las pistas desde el pasado mes de abril.

La exhibición de Mubadala en Abu Dabi es el escenario elegido por la tenista estadounidense para su retorno. "Estoy ansiosa ante mi regreso en Abu Dabi", declaró  Serena Williams, actualmente número 22 mundial, su peor clasificación desde el año 2006, cuando acabó la número 98 después de sufrir una misteriosa enfermedad pulmonar, grave consecuencia del corte que se hizo en el pie al salir de un restaurante en Hannover. "Llegué a estar en el lecho de la muerte", admitió en esa época.

Desde ese momento, Serena Williams se tomó la vida "con una nueva perspectiva y sin dar nada por sentado". Su retorno un año después a las pistas también se produjo en Australia y, aunque ganó el título,  no volvió a ser número 1 hasta el 2014.

Como madre

Ahora su regreso como madre la hace mucho más feliz.  Serena debutará el sábado ante la letona Jelena Ostapenko, última campeona de Roland Garros en una exhibición, la primera femenina en Abu Dabi, que será una buena prueba para comprobar el momento de juego y las sensaciones en la pista ante una de las rivales que le esperan en un renovado circuito donde, aprovechando su ausencia, la española Garbiñe Muguruza se ha quedado su última corona de Wimbledon (ganó la final a su hermana Venus) y la rumana Simona Halep, ese número 1 en el que la tenista estadounidense ha ostentado durante 319 semanas a lo largo de su carrera deportiva.

"Estoy encantada de volver", declaró la tenista estadounidense, que va a seguir los pasos de otras jugadoras que abandonaron las pistas para ser mamás y que a su regreso consiguieron recuperar el máximo nivel, como las australianas Margaret Smith Court, Evonne Goolagong Cawley, su compatriota Lindsay Davenport, la belga Kim Clijsters y, más recientemente, la bielorrusa Victoria Azarenka, a la que se encontrará esta temporada en el circuito si consigue  ganar la batalla legal con su expareja por la custodia de su hijo Leo.

El año pasado, Azarenka, que reapareció en Mallorca, finalmente tras Wimbledon tuvo que dejar de seguir jugando por problemas con la custodia de su hijo Leo, que este año ya le han hecho renunciar a jugar en Auckland, dentro de dos semanas.

La duda del regreso

Serena Williams, casada con Alexis Ohanian el pasado 16 de noviembre tras tener a su hija, no tendrá los problemas personales de Azarenka que además, a su regreso, se quejó de la falta de atención con las tenistas madres, en comparación con el circuito masculino, mejor adaptado.

Deportivamente, la gran duda del retorno de la exnúmero 1 mundial, de 36 años, no será la falta de jardines de infancia en el circuito. "Serena siempre es muy competitiva y además tiene armas tenísticas para desbordar. Para mí la clave la marcará como está a nivel físico porque en el tenis actual lo físico juega un papel clave", valora Xavi Budó, exentrenador de Carla Suárez.

Las otras madres campeonas

Estos son cinco ejemplos de tenistas que triunfaron de nuevo tras ser madres.

MARGARET SMITH COURT (Australia)

Tiene el récord de títulos de Grand Slam, con 24. Ganó el primero en Australia (1960) y el último en el Abierto de EEUU (1973). Tuvo cuatro hijos durante su carrera, que concluyó en 1977 a los 34 años.

EVONNE GOOLAGONG CAWLEY (Australia)

Ganó siete Grand Slam, el primero en Roland Garros (1971) y el último en Wimbledon (1980), ya con una hija de 3 años,  siendo la primera que lo logra desde Dorotea Lambert Chambers (1914).

LINDSAY DAVENPORT (EEUU)

Ganadora de tres Grand Slam y número 1 mundial durante 98 semanas, se retiró de las pistas para ser mamá en el 2007. En su retorno, tres meses después, ganó los torneos de Bali y Quebec. 

KIM CLIJSTERS (Bélgica)

Se retiró a finales del 2007 con 24 años para formar familia siendo número 1 y ganado el  US Open (2005).  En el 2009, tras tener un hijo, regresó para ganar Australia (2009) y el US Open (2009-10).

VICTORIA AZARENKA (Bielorrusia)

Ganadora del Abierto de Australia (2012-13) y número 1 mundial en el 2012, se retiró del circuito en el 2016 y tuvo a su hijo en diciembre de ese año. Volvió la pasada temporada.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.