27 oct 2020

Ir a contenido

Simulan un viaje en el tiempo con un ordenador cuántico y refutan el «efecto mariposa»

Investigadores estadounidenses han simulado un viaje en el tiempo mediante un ordenador cuántico, descubriendo que en el mundo de los procesos cuánticos el «efecto mariposa» no se produce: los cambios en el pasado resultan insignificantes al volver al pres

El Periódico

Simulan un viaje en el tiempo con un ordenador cuántico y refutan el «efecto mariposa»

Un estudio desarrollado por científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Estados Unidos, ha conseguido simular las condiciones de un viaje en el tiempo a través del procesador cuántico IBM-Q: la experiencia ha demostrado que en el escenario cuántico el denominado ¿efecto mariposa¿ no se comprueba, por lo tanto aquello que se modifica en el pasado no produce una fuerte injerencia en el presente.

Los viajes en el tiempo han fascinado desde siempre al ser humano. Aunque parecían algo exclusivo de la ciencia ficción, ahora la física cuántica y la informática parecen estar más cerca de hacerlos realidad, por lo menos a modo de simulacro. Es lo que demuestra una nota de prensa del Laboratorio Nacional de Los Álamos, que recoge las conclusiones de una reciente investigación realizada en dicho centro.

Los especialistas emplearon el ordenador cuántico para hacer ¿regresar al pasado¿ a un conjunto de información en forma de qubits. Parte de esos datos se encontraban dañados, por lo tanto si el ¿efecto mariposa¿ funcionara en el mundo cuántico toda la información debería volver alterada al presente. Sorpresivamente, descubrieron que al regresar a la actualidad la mayoría de los qubits se encontraban intactos, como si pudieran recomponerse a sí mismos.

Cambios en el pasado no alteran el presente

El ¿efecto mariposa¿ indica que la realidad es un sistema dinámico y complejo, muy condicionado por las situaciones originales y su posterior desarrollo. En consecuencia, sería extremadamente sensible a cualquier cambio que se realice en el pasado, el cual afectaría fuertemente el presente. Debe su nombre a la obra «A Sound of Thunder» (1952) de Ray Bradbury, en la cual un personaje viaja al pasado y pisa una mariposa. Al volver al presente, todo ha cambiado drásticamente.

Por el contrario, los científicos estadounidenses han comprobado que en el mundo cuántico un daño pequeño y localizado en el pasado sigue teniendo el mismo impacto y magnitud en el presente, pero no se generaliza ni cambia las condiciones principales del sistema. De esta manera, se comprueba una vez más que las leyes de la realidad visible no tienen correlato con aquello que se observa en el mundo de los procesos cuánticos.

Aplicaciones en seguridad informática

Los resultados de esta investigación podrían tener una gran cantidad de aplicaciones. Por ejemplo, en el área del hardware serían útiles para resguardar datos y para testear nuevos dispositivos de información cuántica. Los datos podrían protegerse con mayor seguridad al transformar su estado original en uno fuertemente encriptado.

El grupo de investigadores destacó que el hardware cuántico presenta múltiples ventajas en la protección de información. Incluso si existen alteraciones locales, los datos pueden recuperarse rápidamente ya que los daños no se magnifican ni reproducen.

Además, el sistema utilizado por los especialistas podría emplearse para determinar con certeza si un dispositivo en concreto se encuentra funcionando realmente bajo principios cuánticos, al someterlo a la prueba del ¿efecto mariposa¿.

Referencia

Recovery of Damaged Information and the Out-of-Time-Ordered Correlators.Bin Yan and Nikolai A. Sinitsyn. Physical Review Letters (2020).DOI:https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.125.040605

Foto: Kevin Maillefer. Unsplash.