Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Laurence, fascinada y al servicio de Juan Carlos

Mensajes entre Laurence y Juan Carlos.

Mensajes entre Laurence y Juan Carlos.

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Nos estaba vendiendo Risto Mejide en ‘Todo es verdad’ (Cuatro) que habían conseguido la primera entrevista, la primera conversación, con el rey emérito Juan Carlos desde que se marchó a Abu Dabi. Era la gran exclusiva de la noche. La cebó bien cebada. Llegó el momento y vimos en primer plano un móvil en las manos de un periodista francés, en una calle de París, llamando a Juan Carlos.

Noticias relacionadas

Y escuchamos estas palabras subtituladas al castellano: «Bonjour Juan Carlos / Bonjour, diga / ¿Me oye bien? / Sí. ¿quién és? / Soy periodista / ¡Ah! No tengo nada que decir / Quería saber cómo está, ¿se encuentra bien? / No tengo nada que decir, pero poco importa / ¿Se encuentra bien?» Y aquí se terminó lo que se daba. Risto dijo: «Bueno, ha sido una conversación corta». Y sus contertulios resaltaban el valor de la expresión del emérito cuando dijo «Poco importa»: consideraron que era la triste constatación de que se siente abandonado. Hombre, han sido 25 segundos de conversación, o sea que Risto no ha mentido cuando decía que habian conseguido hablar con Juan Carlos. Pero la verdad es que esto no ha pasado de simulacro. ¡Ah! Cada uno maneja sus ‘exclusivas’ como puede, eso también es verdad.

A mí me han interesado más los pasajes que en el programa le han dedicado a la escritora Laurence Debray, que acaba de presentar en Paris el libro ‘Mon Roi déchu’ (Mi Rey caído), unas pintorescas impresiones hablando con Juan Carlos. Nos han traducido algunos de sus pasajes. Pásmense: «Estoy desconcertada, mi héroe ahora no vive en un palacio, sino en un lugar discreto (..) Autoridad y bondad conforman su encanto (..) Tiene risa de niño, franca, dulce, y las manos finas como siempre» y así todo el rato. Iñaki Anasagasti advertía: «Es una novelita de Corín Tellado». Esta escritora, Laurence, hija de Régis Debray, es un caso singular. Cuenta ella misma que ya de jovencita tenía un póster de Juan Carlos en la cabecera de su cama. Es su ídolo desde su más tierna infancia. Aseguró Ernesto Ekaizer en el último ‘FAQS’ (TV-3) que Laurence y Juan Carlos habían tenido «relaciones íntimas». En cualquier caso el tono de la escritora es de pura fascinación por el personaje. El libro se publica con el ‘placet’ y permiso expreso de Juan Carlos. O sea, parece un lavado de imagen. Quizá con vistas a un inminente regreso a España. Por Navidad.