09 ago 2020

Ir a contenido

Estreno en Orange TV

Terror en el Camino de Santiago

'Caminantes' muestra la trágica experiencia vivida por unos 'millennials', que han grabado con sus móviles

La ficción, primera serie original de la plataforma, está dirigida por Koldo Serra ('La casa de papel')

Inés Álvarez

Koldo Serra, director de ’Caminantes’ (Orange TV), en el rodaje en el parque natural de Gorbeia (Vizcaya).

Koldo Serra, director de ’Caminantes’ (Orange TV), en el rodaje en el parque natural de Gorbeia (Vizcaya).

Unos chicos emprenden su ruta por el Camino de Santiago, pero pronto la diversión se convierte en una trágica experiencia. Podría parecer una historia de terror más para jóvenes si no fuera porque todas las secuencias están pensadas para el móvil y y grabadas con ellos, lo que da como resultado un relato frenético contado con un lenguaje muy actual. Esta es la arriesgada propuesta que hace Orange TV con Caminantes, su primera serie original, que estrena este viernes, 10.

Tras la cámara, o mejor dicho, tras el móvil, se encuentra Koldo Serra, un realizador solvente (su más reciente trabajo ha sido en La casa de papel), que no ha dudado en mezclarse con los jóvenes (y correr con ellos "a sus 44 años como un chaval de 22") para grabar como si fueran ellos los que lo empuñaran el dispositivo: “Decidimos que fuera yo pegado a los chicos y así solo hangrabado un 5% del total. Tenía que liberarles de ese peso”.

Daniel Ibáñez, en una escena de 'Caminantes' / THE MEDIAPRO STUDIO

Tras el guion, José A. Pérez Ledo, que la concibió así. “Yo partía de la idea de contar una historia de terror a través de los móviles. Y en el Camino de Santiago, que aún no se había hecho”. El que sean los protagonistas los que lo graben todo tiene su justificación: cuando algo pasa, la gente, en vez de ayudar, graba. "Pero sí tú eres el sujeto, y eres Millennial, ¿lo ­­­harías? Ese es el punto de partida”, explica. Sin mencionar que fue visionario al incluir un ingrediente que conecta con la realidad actual.

Capítulos de 20 minutos

La ficción, una producción de Orange TV (que ha escogido España y una historia de terror para hacer su primer serie original) con 100 Balas (The Mediapro Studio), se compone de ocho episodios que tienen una duración máxima de,  20 minutos. “Los formatos cortos han costado mucho en España. Pero un capítulo de 20 minutos es muy agradecido de ver.  Bienvenido sea esto porque es otra forma de consumir”, dice Alejandro Flórez, director de la productora. Por ejemplo, un trayecto en metro o bus: “Aunque la gente no pueda parar y la vea como un largometraje de unas dos horas”, apunta Serra.

El material encontrado, como se denomina a la narrativa elaborada a partir de las grabaciones, de lo que la película El proyecto de la bruja de Blair es un claro exponente, se ha elaborado con teléfonos móviles de alta gama en calidad 4K. HD, a los que se les ha aplicado ópticas anamórficas y zooms, además de filtros y aplicaciones propios del lenguaje millennial, generación a la que pertenecen sus protagonistas.

Para darles vida, se buscó a actores con suficiente experiencia, pero no tan conocidos como para que se les pudiera relacionar con otro personajes, lo que les da más veracidad. Daniel Ibáñez (Terminator, La valla) , Alexandra Pino (Sé quién eres, Lo que escondían sus ojos), Carlos Suárez (La casa de papel), Songa Park (Allí abajo) y Lucas Miramón (Billy Elliot, el musical) daban ese perfil. 

Un rodaje muy duro

“Se han dejado la piel”, asegura Flórez. Y es que tuvieron que soportar un rodaje tan duro por las condiciones climatológicas (se rodó en noviembre, el mes más lluvioso en Vizcaya en 72 años) como por su ritmo trepidante: “Ha sido fascinante”, dice Ibáñez. “Eso de tener al director rodando pegado a ti no sabes cuántas veces lo verás”. Tampoco ha sido fácil actuar y grabarse.  “Como entiendo el lenguaje (las stories, el lenguaje actual) pensaba que lo sería. Por suerte Koldo se ha metido en nuestra piel”, apunta Park. Por su parte, este valora mucho que se ensayara la serie previamente. “El reto es que pareciera todo fortuito, cuando no lo es”.

Pero el terror podría no tener fin.  Por la cabeza del guionista ya rondan ideas por si hay una segunda temporada. Qué miedo.