09 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Hay que socorrer al socorrista

Ferran Monegal

Alfons Arús, con las Campos (A-3 TV).   

No acierta A-3 TV, desde hace tiempo, con su programación. Ahora su zozobra mensual consiste en rezar para no quedar a más de cinco puntos por debajo de Tele 5, porque a más de cuatro ya viene siendo habitual. O sea que ahora con quien compite es con TVE-1, para evitar la tercera plaza. ¡Ah! Vista la magnitud de la tragedia han puesto en marcha el plan de emergencia, o sea, la fórmula Alfons Arús. Cuando le ficharon para las matinées en La Sexta (Aruser@s) se añadió una claúsula por si se necesitaba a Arús como socorrista de su hermana mayor, A-3 TV. La acaban de activar. Se llama Arusitys prime, un programa de cuatro horas de duración para llenar toda la noche del viernes y madrugada del sábado, y a ver si consigue que la cadena tenga una alegría. Logró un 9,1% de cuota de pantalla en su debut. Tele 5, con la película Perfectos desconocidos, un 20,7%. O sea, alegría, ninguna.

Este arranque de Arús la nuit basó su estrategia de choque sobre dos proyectiles. Primero, Cayetano Martínez de Irujo. Luego, mamá Campos y su hija Terelu. Lo de Cayetano fue un dejà vu. Todo lo que dijo ya lo habíamos escuchado hace poco en programas como Lazos de sangre (TVE-1), La Sexta noche, etcétera. A Cayetano, entre octubre y noviembre, y a raíz de su libro De Cayetana a Cayetano, la tele ya lo ha exprimido.  Muchas de las preguntas que le hacían, antes de que contestase, ya sabíamos qué contestaría. Lo de las Campos fue también flojísimo. Un cara a cara entre una madre y una hija siempre es un empalagoso almíbar, a menos que se lleven a matar y se vayan asesinando a dentelladas y reproches allí mismo. No es el caso. No hubo ni siquiera un dardo a T- 5, como algunos sospechaban que pasaría. No podía haberlo. Terelu sigue estando en nómina de T-5. Al día siguiente ya la vimos en su puesto de trabajo de Viva la vida.

El resto del programa fue una ensayo de Aruser@s versión nocturna. Con variantes, pero poco significativas. Es verdad que la cuerda canalla y morbosa Arús la descarta. Esto hay que agradecérselo. Pero si se quiere construir un show nocturno lejos de aquellos estilos de La noria, Donde estás corazón o Salsa rosa, habrá que reformular todo el contenido. Esto no se arregla cambiando a tres colaboradores. Y que reflexione A-3 TV. Un programa semanal, aunque llegue a prosperar, no es un milagroso socorrista que les resuelva su caída.