Ir a contenido

el domingo, en TV-3

'Quatre gats' analiza el juicio del 'procés' con Marta Rovira y Marta Pascal

Ricard Ustrell inicia una serie de cinco especiales del programa que abordarán el proceso en el Supremo

Marisa de Dios

Ricard Ustrells con Marta Rovira, en el programa Quatre gats que este domingo emite TV-3.

Ricard Ustrells con Marta Rovira, en el programa Quatre gats que este domingo emite TV-3. / TVC

El inicio, el pasado martes, del juicio contra los políticos y líderes independentistas catalanes ha copado los titulares de los diarios y los informativos de radio y televisión en los últimos días. Después de volcarse en su cobertura, TV-3 se ha propuesto ahora reflexionar de forma más pausada sobre todo lo que envuelve a este proceso judicial que se está desarrollando en el Tribunal Supremo, algo que hará a través de cinco especiales del programa 'Quatre gats', que se emitirán a partir de este domingo, 17 de febrero, (21.55 horas), durante cinco semanas.

"Es un juicio que hay que digerir. Y por eso hemos buscado a personas que nos puedan ayudar a cuestionar, más allá de momentos concretos del juicio, conceptos que se derivarán, como la democracia, el Estado de derecho, la libertad de expresión, la desobediencia..." avanza Ricard Ustrelldirector y presentador del programa.

El espacio mantendrá su estructura habitual, combinando una entrevista con un invitado central con las aportaciones de otros personajes, aunque su duración será más reducida, de una media hora. "Las dos primeras semanas haremos dos programas muy políticos, el primero con mirada independentista y el segundo con otra no independentista. Creo que ambos sorprenderán", añade el periodista, que estuvo al frente de la primera etapa de 'Preguntes freqüents'.

Dos miradas del independentismo

Este domingo, 'Quatre gats' contará con dos mujeres que fueron muy importantes en las reuniones acerca del 1 de octubre, Marta Pascal y Marta Rovira. "Son dos miradas, dos vías, dentro del independentismo, una partidaria de convocar elecciones y otra de proclamar la independencia, que marcaron el tono y el contenido de lo que pasó aquellos días y que ahora mirarán el juicio desde la distancia", afirma Ustrell.

Porque el programa apuesta por buscar una mirada externa, con invitados que están siguiendo el juicio desde fuera de Catalunya. Y no solo porque algunos estén exiliados, como Rovira, a la que visitan en Ginebra. "Es que no hay otra manera de asimilarlo", justifica el presentador. "Pepe Mújica [al que entrevistó en la primera temporada de 'Quatre gats'] me explicó que él era más feliz ahora que cuando era presidente de Uruguay porque, desde la distancia, uno siempre tiene menos presión y menos complejos para asimilar lo que es justo y lo que no", recuerda Ustrell. 

La imparcialidad de TV-3

Las entrevistas se complementarán con la aportación de otros políticos; periodistas internacionales, españoles y catalanes; pensadores; exmiembros de la judicatura, y familiares de los presos independentistas, con el objetivo de "buscar la idea universal de justicia, desde diferentes ángulos e ideologías", según Ustrell, que aquí se enfrenta a un ritmo de rodaje marcado por la actualidad de lo que acontezca cada semana en el Tribunal Supremo. Y al reto de buscar la imparcialidad abordando un tema como el juicio del 'procés' en TV-3, una cadena habitualmente criticada por tomar partido en favor del independentismo.

"¿Que si se puede ser ser objetivo en TV-3 en un tema como este juicio? Se puede ser honesto", recalca Ustrell. "Se deben respetar las partes y reivindicar los hechos. Como periodistas, hemos de ser responsables de nuestro oficio. Y eso implica poner en evidencia al ministro Borrell cuando tiene la cara de decir que las imágenes del 1 de octubre son 'fake news' y al presidente Torra cuando dice que están haciendo república con personas en prisión y en el exilio y con un año donde gobernar ha sido su última preocupación", comenta el periodista, que reivindica una profesión "que, para sobrevivir, debe atreverse a provocar pensamiento y a no ser imagen de los políticos". "Debemos enfocar mejor. El objetivo es la gente. Y a partir de aquí ser honestos. Eso nos hace personas, que es lo que ha faltado en el periodismo durante este tiempo", concluye.