ALTA COCINA Y DEPORTE EXTREMO

Discovery Max descubre 'El heladero del Himalaya'

El documental nuestra la experiencia del chef Jordi Roca y el septuagenario alpinista Carlos Soria en una expedición al Annapurna

Jordi Roca, en  ’El Heladero del Himalaya’, con el alpinista Carlos Soria. / DISCOVERY MAX

2
Se lee en minutos

Fusionar alta cocina con deporte extremo a 8.000 metros de altitud. Este es el curioso maridaje que se gestó entre el chef Jordi Roca y el alpinista Carlos Soría y cuyo resultado se puede ver en 'El heladero del Himalaya', sorprendente documental que el canal Discovery Max estrena el miércoles por la noche (23.30 horas). 

El repostero Jordi Roca, el menor de los tres hermanos propietarios del calificado como mejor restaurante del mundo, 'El Celler de Can Roca', y el montañero septuagenario Carlos Soria,  han explicado este martes detalles de la expedición, llevada a cabo en marzo del 2015, poco antes del terremoto ocurrido en Nepal en abril y que causó 9.000 muertos.

La idea de surgió por la colaboración que ambos mantienen con la entidad bancaria BBVA, que avaló la presencia de Roca en la expedición que Soria tenía organizada al Annapurna, uno de los tres 'ochomiles'  que le quedan por hollar al veteranísimo alpinista.

En las duras condiciones en las que se tiene que trabajar, "el ingenio se agudiza con la necesidad", ha afirmado Roca, quien reconoce que, además del "clima superhostil" de la cordillera del Himalaya, todo allí "era muy primario". "Leña, fuego, plancha y ya está, el humo ahumaba todo", ha apuntado el cocinero catalán, quien llegó a desarrollar una de sus especialidades, los helados, a esa altitud para los componentes de la expedición. "Teníamos que intentar hacerlo a mano, emulsionando una crema de lo que sea, darle densidad y en el frío cuajarlo. Teníamos frío y tiempo; todo vino rodado", ha detallado.

76 AÑOS

Noticias relacionadas

Soria, que a sus 76 años mantiene el reto de ser la persona más veterana en culminar las 14 cimas más altas del mundo (de las que, además del Annapurna, solo le faltan el Kanchenjunga y el Dhaulagir)-, ha valorado la forma en la que el cocinero se preparó "mentalmente" para asumir la nueva situación, lo más importante para afrontar los "momentos complicaditos" que vivieron en la montaña. "Somos un poco anormales, gracias a Dios. Ha sido una oportunidad porque en estos sitios donde la vida no es tan fácil es donde verdaderamente conoces a la gente. Puedes disimular un ratito pero no dura mucho", ha declarado el montañero a Efe antes de la presentación.

El reto para Roca fue la investigación previa de un menú que pudiera ser cocinado posteriormente por Soria y su equipo en la semana que duró el intento de cumbre del Annapurna. Para ello, el 'laboratorio' de 'El Celler' y la chef coreana Yunju Choi, una de sus responsables de I+D y también dietista, fueron claves durante los tres meses previos a la expedición. En ese tiempo prepararon alimentos liofilizados, como tortilla de patatas o jarrete, que, levemente hidratados, sirvieron para nutrir a la expedición en la montaña.