22 oct 2020

Ir a contenido

TRAGEDIA EN EL MARESME

Los vecinos de los bloques contiguos al de la explosión de Premià tardarán unos dos meses en poder volver

La finca afectada tardará más en poder ser recuperada

El inmueble, en llamas, en la calle Elisenda de Montcada de Premià de Mar

El inmueble, en llamas, en la calle Elisenda de Montcada de Premià de Mar / TWITTER / RADIO PREMIÀ

Un total de 35 vecinos de los dos edificios contiguos al que el pasado 18 de septiembre sufrió una explosión en Premià de Mar (Maresme) y que también fueron evacuados, podrán regresar a casa en unos dos meses cuando se termine de apuntalar el inmueble, según los cálculos del Ayuntamiento, mientras que el bloque afectado tardará más en poder ser reocupado.

Los trabajos de apuntalamiento, sin embargo, sufrirán un retraso, ya que la empresa de obras de Demeter ha constatado que en el piso de la explosión, el segundo primera del número 196-198 de la Gran Via, hay unas estancias sin techo ni suelo, en el que no se pueden colocar puntales, ha informado el ayuntamiento.

COLUMNAS Y VIGAS

La empresa ha estudiado un proyecto alternativo que consistirá en colocar columnas y vigas de hierro, lo que hará que se tarde más en culminar el apuntalamiento del edificio, pero la medida permitirá acelerar la posterior rehabilitación del inmueble, con lo que, según el consistorio, se recuperará esta demora.

Una vez se estabilice el número 196-198, los vecinos del número 192, un total de 15 personas, y del número 39 de Elisenda de Montcada, una veintena, podrán regresar a sus casas.

De las 36 familias desalojadas, 13 viven en una vivienda temporal, otras 10  han encontrado casa y están pendientes de mudarse, cuatro están buscando un piso y nueve prefieren continuar alojadas en casa de familiares y amigos, según el último recuento del ayuntamiento.