La educación en Catalunya

Encierro de los sindicatos en Educació en protesta por las políticas de Cambray

  • Los manifestantes reclaman al 'conseller' "una negociación real" del nuevo calendario escolar

Sindicatos de maestros protestan en el Departament d’Educació. / FOTO Y VÍDEO: RICARD CUGAT

4
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Los representantes de los sindicatos educativos Ustec·Stes, CCOO, Intersindical-CSC, Aspepc·Sps y UGT mantienen este viernes el encierro que iniciaron el jueves en la Conselleria de Educación en protesta por los cambios en el calendario escolar para el curso 2022-23, anunciados por el 'president', Pere Aragonès, y el 'conseller' Josep Gonzàlez-Cambray sin previa consulta a la comunidad educativa. Los manifestantes han reclamado a Cambray que "dé la cara" y se avenga a abrir una "negociación real". El 'conseller' ha aceptado reunirse con los manifestantes esta mañana después de que una cincuentena de sindicalistas del profesorado hayan pasado la noche en la sede del departamento.

Antes de saberse que iban a entrevistarse con el 'conseller', los encerrados expresaron que no tenían intención de abandonar el edificio de la Via Augusta de Barcelona hasta que Cambray no "dé la cara" y se avenga a retirar la orden del calendario y a abrir una "negociación real" sobre este asunto y sobre otros que hay sobre la mesa como los nuevos currículums de primaria, ESO y Bachillerato, el requerimiento del C2 de catalán para ejercer la docencia, la aplicación de la sentencia del 25% de castellano y la estabilización de los interinos.

"Se ha roto la paz social", ha señalado Iolanda Mármol, portavoz de USTEC. Mármol ha explicado a este diario que piensan pasar la noche en el edificio y que los Mossos d'Esquadra les han asegurado que no los van a desalojar. Los manifestantes han emplazado al personal educativo a organizar asambleas en los centros para concretar propuestas de movilización "contundentes" .

El anuncio por sorpresa del adelanto del inicio del curso ha sido la gota que ha colmado la paciencia de los sindicatos de docentes. "Es absolutamente intolerable y no aceptaremos que el 'conseller' Cambray se haya saltado la negociación colectiva y se niegue a dialogar con toda la comunidad educativa". "Incluso se ha atrevido a menospreciar al Consell Escolar de Catalunya". Este organismo consultivo ha expresado esta semana su profundo malestar con las formas en que se ha comunicado el cambio de calendario y han exigido un pleno extraordinario que Cambray ha aceptado convocar para este próximo lunes.

Especialmente mal han sentado a los sindicatos unas palabras de Cambray para justificar el hecho de que el Govern tomase la decisión de avanzar el inicio de curso sin consultar formalmente a la comunidad educativa. El 'conseller' ha insinuado en un par de ocasiones que si fuera por los sindicatos no se haría nada. Este mismo jueves, en una rueda de prensa, ha afirmado, en alusión a la decisión de tener las escuelas abiertas en pandemia, que "si hubiésemos hecho debate y estar de acuerdo con todos, tengámoslo claro que, con los sindicatos, las escuelas no hubieran abierto con covid y las escuelas debían estar abiertas". Y ha advertido de que el Departament no escuchará el inmovilismo.

Noticias relacionadas

Los sindicatos han rechazado las acusaciones de inmovilistas y han exigido a Cambray que retire la orden del calendario escolar que ha "impuesto de forma unilateral" y abre una "negociación real". Denuncian que el nuevo calendario "representa graves problemas logísticos y organizativos", e implica un sobreesfuerzo para los centros que a día 1 de septiembre no tienen garantizada toda la plantilla ni la preparación del curso.

Esta misma mañana, en una rueda de prensa, el 'conseller' ha vuelto a defender el nuevo calendario y ha insistido en que no afecta "ningún derecho laboral". Ha remarcado que se han hecho "todos los ajustes" para preparar el curso, con una hora más de coordinación durante el mes de septiembre y con el avance de los nombramientos a finales de junio, en lugar de un mes después. Ajustes que los docentes consideran insuficientes para tener el tiempo necesario para preparar el curso. También señalan que pese al avance de nombramientos, las plantillas no están nunca cerradas hasta el 1 de septiembre. Cambray ha reiterado su disposición a debatir y a escuchar pero ha advertido de que el Govern quiere transformar la educación y ello requiere tomar decisiones.