El viernes

Sánchez convoca a la comisión contra los delitos de odio por el repunte de la violencia homófoba

  • El Gobierno asegura que analizará la situación para "activar los mecanismos" necesarios que frenen la homofobia

Pedro Sánchez, en una rueda de prensa reciente

Pedro Sánchez, en una rueda de prensa reciente

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La agresión a un joven de 20 años en Madrid al grito de "maricón" por parte de 8 encapuchados ha puesto en alerta al Gobierno. Ante el constante goteo de delitos homófobos, Pedro Sánchez convocó este martes de urgencia una reunión de la Comisión de seguimiento del plan contra los delitos de odio que se celebrará el próximo viernes. La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, anunció que el jefe del Ejecutivo presidirá esta cita con el objetivo de "analizar la situación y activar los mecanismo" necesarios para frenar la oleada de violencia homófoba.

El asesinato de Samuel Luiz Muñiz, a principios de julio, tras recibir una paliza mientras le gritaban "maricón", conmocionó a la sociedad española. El pasado domingo, un grupo de 8 encapuchados agredieron a otro joven en Madrid y le marcaron a cuchillo la misma palabra, "maricón", en un glúteo. Ante ambos casos, el colectivo LGTBQ ha mostrado su temor por el aumento de la violencia. Frente a esta situación, Rodríguez aseguró que este tipo de actos merecen el "máximo reproche social y político".

"El Gobierno lo hace y vamos a utilizar todas las herramientas para combatir este tipo de actitudes", sentenció la ministra portavoz. Es por ello que el jefe del Ejecutivo convocó de manera urgente esta comisión, dependiente del Ministerio del Interior. "Lo relevante es el liderazgo del presidente al asumir en primera persona algo en lo que tenemos que comprometernos todos como sociedad", apuntó la ministra portavoz al ser preguntada sobre si Sánchez llevará a este foto alguna propuesta concreta. Lo que sí hará el jefe del Ejecutivo es pedir a los grupos parlamentarios que aceleren la tramitación de la  la ley para la igualdad de trato y la no discriminación, que registraron los socialistas.

Un análisis sosegado

El propio Sánchez, a través de su cuenta de Twitter, aseguró que el odio "no tiene cabida" en nuestra sociedad y mostró su condena: "No vamos a permitirlo. Seguiremos trabajando por un país abierto y diverso, donde nadie tenga miedo a ser quien es, en el que todos vivamos libres y seguros". La ministra portavoz recalcó este martes que "en general, en nuestro país, la libertad y los valores democráticos están instalados en la mayoría de la ciudadanía". Aun así, reivindicó la necesidad de realizar un análisis del repunte de violencia homófoba "con sosiego" y de "forma analítica".

Noticias relacionadas

Rodríguez también recordó que en la memora de la Fiscalía General del Estado, presentada el pasado lunes, se apunta que los delitos de odio por razones sexuales, racista o xenófobas son los más numerosos. Así, sostuvo que "la pedagogía en la tolerancia y la diversidad" es responsabilidad de todos. Preguntada sobre si achaca este incremento de los delitos de odio al discurso de la extrema derecha, la ministra portavoz prefirió no pronunciarse.

La directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI del Gobierno, Boti G. Rodrigo, sí afirmó que "sin duda" se está pagando "las consecuencias del incremento del discurso de odio no solo en redes sociales sino también en instituciones y responsables de partidos políticos".