En busca de restos biológicos

Los agentes realizan un nuevo registro en la casa de las niñas desaparecidas en Tenerife

Dos perros especializados en la búsqueda de restos biológicos participan en la investigación

Nuevo registro en el domicilio de Tomás Gimeno, el padre de las niñas desaparecidas en Tenerife. / VÍDEO: EL DÍA

Se lee en minutos
Pedro Fumero

Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil y del Laboratorio de Criminalística están realizando esta mañana de lunes un nuevo registro en la vivienda de Tomás Gimeno, el padre que desapareció junto a sus hijas, Olivia y Anna el pasado 27 de abril. Según las fuentes consultadas por 'El Día' del mismo grupo editorial que 'El Periódico', en este nuevo registro, el cuarto que los agentes llevan a cabo en la casa que tiene Gimeno en Igueste de Candelaria, se va a verificar si faltan o no prendas de vestir de las pequeñas.

Aparte de comprobar si falta ropa de Olivia y Anna en la vivienda, los agentes han acudido al domicilio acompañados por dos perros especializados en la búsqueda de restos biológicos.

La búsqueda de Gimeno y las niñas dio comienzo el pasado 28 de abril, un día después de que fuera visto por última vez en la Marina de Santa Cruz de Tenerife. Las cámaras de seguridad colocadas en estas instalaciones portuarias grabaron como Tomás Gimeno salió dos veces a la mar, la primera sobre las 20.50, y regresó a puerto a las 23.30. Antes, el vigilante del puerto deportivo lo vio sacar de su coche y cargar en la lancha bolsos, maletas y bolsas de ropa, para lo que hubo de realizar tres viajes.

Después, fue a una gasolinera cercana, compró un cargador de móvil, lo recargó unos y minutos y volvió a zarpar a las 00.30 horas. En todo momento se le vio solo, sin la compañía de las dos niñas.

La lancha fue localizada al día siguiente vacía y a la deriva, y horas más tarde el dispositivo de búsqueda encontró flotando en el agua una silla de retención infantil de una de las niñas.

Una vez remolcada a puerto, la Guardia Civil halló en la embarcación, que no tenía ancla, restos de sangre, que resultaron ser del padre de las niñas

Noticias relacionadas

El juzgado de Güímar que instruye la causa circunscribe las investigaciones a un presunto delito de secuestro.

Se mantienen abiertas varías líneas de investigación, y, de hecho, el juzgado decretó una orden de búsqueda internacional. En paralelo, continúan las labores de búsqueda por aire y mar de los tres desaparecidos, padre e hijas.