Malas noticias

El ministro alemán alerta de que la escasez de vacunas durará al menos 10 semanas

"Todavía tendremos al menos 10 semanas difíciles con escasez de vacunas", lamenta Jens Spahn en un tuit.

El Reino Unido, con más dosis de las que necesita para este año, podría donar a otros países

El ministro alemán alerta de que la escasez de vacunas durará al menos 10 semanas
Se lee en minutos

Agencias / Begoña Arce

El ministro de Salud de Alemania espera que la escasez actual de vacunas contra el coronavirus continúe hasta bien entrado abril, dijo este jueves, mientras el Gobierno de Angela Merkel afronta nuevas críticas sobre el ritmo de su programa de vacunación.

"Todavía tendremos al menos 10 semanas difíciles con escasez de vacunas", dijo el ministro Jens Spahn en un tuit, y agregó que quería convocar una cumbre de líderes federales y regionales en Alemania para discutir sobre las vacunas.

Desde Bruselas, la Comisión Europea ha afirmado este jueves que corresponde "claramente" AstraZeneca la tarea de encontrar soluciones para poder suministrar a los países de la Unión Europea las dosis de la vacuna contra la Covid-19 que había prometido inicialmente a club comunitario. "Corresponde claramente a la compañía hacer propuestas sobre cómo prevé cumplir con los términos del contrato y escucharemos las propuestas que vengan de AstraZeneca. El tiempo dirá cuáles son las soluciones", ha expresado en una rueda de prensa el portavoz principal del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer.

Mientras buena parte de Europa mira alarmada cómo la campaña de vacunación puede retrasarse por falta de suministro, el Reino Unido tiene más dosis de las que necesita para este año, según informa The Times. Además, según una fuente vinculada a la industria citada por la publicación, Londres podría hacer donaciones a otros países.

La tasa de vacunación del bloque está muy por detrás de la del Reino Unido y Bruselas ha acusado a Astrazeneca, uno de los mayores proveedores, de incumplir los acuerdos de entrega. Ha pedido que los suministros de las fábricas británicas de la empresa se desvíen a Europa. El Gobierno británico trata de eludir la disputa entre la Unión Europea y AstraZeneca, pero ha dejado claro que confía en recibir las dosis contratadas, sin alterar su actual plan de vacunación.

Este jueves el ministro del Gabinete, Michael Gove, ha sido muy claro al respecto. El Gobierno quiere las vacunas que ha contratado: "Necesitamos estar seguros de que se entrega la vacuna que hemos comprado y pagado para quienes están en el Reino Unido. Nuestra prioridad es asegurarnos de que la gente vulnerable en nuestro país, con prioridad en la vacunación recibe las inyecciones". Preguntado repetidamente en la BBC si el Gobierno británico impediría que AstraZeneca desviará el suministro de vacunas esenciales del Reino Unid la UE, Gove respondió que ese suministro "debe continuar absolutamente, no debe haber interrupción".

Johnson se desentiende de la polémica

El primer ministro, Boris Johnson, insistió el miércoles que la confrontación es entre la farmacéutica y la UE. “Tenemos mucha confianza en nuestra distribución, confianza en nuestro contrato. La vacuna de AstraZeneca es obviamente muy importante para nuestro país y para el mundo y esa cuestión (la disputa) es entre nuestros amigos de la Unión Europea y AstraZeneca".

Te puede interesar

AstraZeneca ha asegurado la entrega al Gobierno británico de 2 millones de dosis a la semana para los residentes en el Reino Unido. De acuerdo con una fuente del Gobierno que cita el diario The Guardian sólo cuando las dos fábricas en suelo británico hayan producido 100 millones de dosis para la población local comenzará la producción para otros países.

El Reino Unido decidió desde el comienzo de la pandemia no tomar parte en el programa de vacunación de la Unión Europea y encargó las dosis a AstraZeneca tres meses antes que la UE. Hasta el momento el número de personas que han recibido la vacuna supera los siete millones. "Hemos podido hacer las cosas de manera diferente y posiblemente mejor", declaró Johnson en la Cámara de los Comunes, aunque añadió que, "aún es pronto y es muy importante recordar que este es un programa internacional. Dependemos de nuestros amigos y socios y vamos continuar trabajando con ellos en la Unión Europea", añadió.