Meteorología

Dora, la primera borrasca con tinte invernal, afectará a casi todo el país

Este jueves un frente frío penetrará por Galicia y el Cantábrico, con lluvias que se irán trasladando hacia el resto del territorio

En el Mediterráneo, se esperan vientos del norte-noroeste afectando al litoral de Catalunya y Baleares, con olas de 3 a 4 metros

Dos mujeres, en el paseo maritimo de la playa de la Barceloneta tras la borrasca ’Gloria’, el pasado 21 de enero.

Dos mujeres, en el paseo maritimo de la playa de la Barceloneta tras la borrasca ’Gloria’, el pasado 21 de enero. / Europa Press / David Zorrakino

Se lee en minutos

Efe

La borrasca atlántica Dora dejará, a partir de este jueves y durante los próximos días, el primer temporal con tinte invernal de la temporada en el que destacarán rachas de viento muy fuertes, temporal marítimo importante, un descenso acusado de las temperaturas y nevadas en casi todo el país.

Dora, que permanecerá hasta el domingo en los alrededores de las Islas Británicas, trasladará sobre la Península y las Baleares una masa de aire muy frío desde latitudes altas, dejando valores invernales y nevadas abundantes en zonas montañosas e incluso en zonas más bajas del interior peninsular, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).Este jueves un frente frío penetrará por Galicia y el Cantábrico, con lluvias que se irán trasladando hacia el resto del país acompañadas de vientos fuertes del oeste y de temperaturas en descenso, en una cota de nieve entre 500-900 metros en áreas de montaña y, ocasionalmente, en zonas más bajas de la Meseta.

El sábado y el domingo todo el país seguirá bajo la influencia de la masa de aire frío e inestable, con precipitaciones que afectarán al norte peninsular, principalmente al área cantábrica, y a las Baleares además de rachas fuertes de viento del oeste que aumentarán la sensación de frío.

Te puede interesar

Esta situación propiciará mal estado de la mar, sobre todo en el Atlántico, donde se prevé temporal de viento y mar en el litoral gallego y cantábrico con fuerte oleaje que podría alcanzar entre 5 y 8 metros, mientras que en el Mediterráneo, se esperan vientos del norte-noroeste afectando al litoral de Catalunya y Baleares, con olas de 3 a 4 metros.

A lo largo de la semana que viene es probable la llegada de nuevas borrasca atlánticas, aunque a día de hoy la incertidumbre es muy alta, por lo que Aemet aconseja un seguimiento de sus predicciones y avisos.