25 oct 2020

Ir a contenido

En una zona de copas

Prisión para cuatro jóvenes franceses por violar a dos menores en Sevilla

Los arrestados, de entre 20 y 24 años de edad, fueron capturados en el aeropuerto cuando intentaban regresar a su país

Julia Camacho

Momento de la detención de los cuatro franceses acusados de la violación a dos menores en Sevilla.

Conocieron a dos menores en un bar de copas de Sevilla, las emborracharon y las llevaron al apartamento donde pasaban unos días para agredirlas sexualmente y grabarlo con el móvil pese a la resistencia de las dos niñas. La Policía Nacional ha detenido ahora a cuatro jóvenes franceses, de entre 20 y 24 años, como autores de la agresión, que guarda ciertos paralelismos con la violación múltiple sufrida por una joven en los Sanfermines de 2016 y que también fue grabada con un móvil pese a la oposición de la víctima.

La detención de los supuestos agresores se produjo este mismo lunes en el aeropuerto de la capital hispalense, cuando todos ellos se disponían a coger un avión de regreso de París (Francia) tras pasar unos días de vacaciones en nuestro país. La agresión se habría producido la madrugada del pasado domingo, cuando los cuatro jóvenes conocieron a las dos víctimas en una conocida zona de copas de la ciudad.

Una fiesta en su apartamento

Según informan fuentes policiales, las dos niñas, de 15 y 16 años, se encontraban en una terraza de la Alameda de Hércules cuando entablaron conversación con los cuatro chicos, que las invitaron a varias consumiciones de bebidas alcohólicas. Desde un primer momento, subraya la Policía, "intentaron embaucarlas", invitándolas a una fiesta en el apartamento turístico de un barrio cercano donde se alojaban con la excusa de que disponía de una piscina en el ático.

Las dos chicas, “atraídas por la idea”, se desplazaron junto a los jóvenes hasta el apartamento. Una vez allí, éstos las invitaron a ingerir más alcohol hasta que ambas llegaron a “un estado de embriaguez y desorientación” que aprovecharon los cuatro detenidos para, presuntamente, agredirlas sexualmente. Además, las jóvenes fueron grabadas con uno de sus teléfonos móviles “a pesar de la resistencia física que opusieron para que no sucedieran los hechos”.

El lunes, las dos niñas decidieron acudir a un hospital para ser atendidas tras la agresión múltiple. Nada más conocer lo ocurrido, los médicos lo pusieron en conocimiento del juzgado de Guardia de Sevilla, que ese mismo día instó al Grupo de Menores (Grume) de la Policía Nacional ha abrir una investigación para esclarecer la supuesta agresión.

Las diferentes diligencias llevadas a cabo por parte de los investigadores permitieron identificar a los presuntos autores de los hechos el mismo lunes. Sin embargo, los agentes descubrieron que los cuatro jóvenes tenían previsto embarcar en un vuelo esa misma tarde, en apenas seis horas, con destino a París (Francia), siendo localizados y detenidos “en un tiempo récord” por los agentes en el aeropuerto antes de que lograran abandonar nuestro país. Los cuatro fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que este miércoles decretó el ingreso inmediato en prisión de todos ellos por agresión sexual.