04 ago 2020

Ir a contenido

ABUSOS SEXUALES EN LA ESCUELA

La fiscalía valora el ingreso en la cárcel del pederasta Benítez

El exprofesor de los Maristas nunca ha entrado en prisión a pesar de la condena impuesta de casi 22 años

La acusación pública ha solicitado a la Audiencia de Barcelona que fije la vistilla para decidir la situación del exdocente

J. G. Albalat

El exprofesor de los Maristas Joaquín Benítez.

El exprofesor de los Maristas Joaquín Benítez.

La Fiscalía de Barcelona valora el ingreso en prisión del exprofesor de los Maristas Joaquín Benítezcondenado a 21 años y nueve meses de prisión por abusar sexualmente de alumnos. De entrada, ha solicitado a la Audiencia de Barcelona que convoque la comparecencia prevista en la ley, a la que debe aducir el exdocente, para que el tribunal decida si es procedente o no el encarcelamiento. Fuentes de la acusación pública sostiene que en esa vistilla el fiscal estudiará si se dan o no los requisitos para decretar la prisión provisional, planteamiento que muy posiblemente sí que defiendan los abogados que representan a las víctimas.

Benítez no ha ingresado nunca en prisión, a pesar de en febrero del 2019 la Audiencia de Barcelona le condenó a los 21 años y nueve meses de prisión por cuatro delitos sexuales y de haberse confesado culpable de algunos, no solo en las entrevistas concedidas a EL PERIÓDICO tras estallar el caso, sino ante la misma justicia. La semana pasada, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) confirmó la pena. Al exdocente todavía le queda la posibilidad de recurrir el fallo ante el Tribunal Supremo.

La posición de las acusaciones

La Audiencia de Barcelona rechazó cuando se produjo la primera sentencia el ingreso en la cárcel de Benítez, al considerar que no había razones “objetivas” para acordar su encarcelamiento y recuerda que la sentencia todavía no es firme, pues cabía entonces la presentación de un recurso ante el TSJC. Sin embargo, este motivo ya no existe, pues el alto tribunal catalán ya se ha pronunciado ratificando la sentencia inicial. En la vistilla que se celebró, la Fiscalía de Barcelona, los abogados de las víctimas y las acusaciones populares, ejercidas por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, solicitaron eque el pederasta confeso ingresara en prisión por el riesgo de fuga. El fiscal precisó que existía un gran riesgo de que el exprofesor de los Marista reincida porque "actúa por impulsos", así como de que eluda la acción de la Justicia debido a la elevada condena.