24 oct 2020

Ir a contenido

ADAPTACIÓN A LA CRISIS

Extraños tiempos para el planeta sexo

La pandemia de coronavirus tiene efectos insospechados sobre la industria del cine para adultos, las relaciones sexuales y hasta el suministro mundial de preservativos

Mauricio Bernal

El inolvidable beso de Burt Lancaster y Deborah Kerr en ’De aquí a la eternidad’.

El inolvidable beso de Burt Lancaster y Deborah Kerr en ’De aquí a la eternidad’. / EL PERIÓDICO

Nada en la órbita humana escapa a la sombra del coronavirus, y el sexo no tenía por qué ser la excepción. Los gurús de la sexología subrayan cuán importante es la salud sexual en estos días de confinamiento. Las tiendas de artículos sexuales hacen campañas en las que defienden que el encierro puede ser excitante. Dos grandes portales de pornografía permiten libre acceso a sus contenidos durante las semanas más duras de la pandemia. La principal asociación del sector del cine para adultos de EEUU pide que se paren los rodajes. El mayor productor de preservativos predice una escasez mundial tras verse obligado a cerrar sus fábricas debido a la crisis. Dicen que después de esto todo va a cambiar. El sexo no tiene por qué ser la excepción.

Dos grandes portales de cine para adultos permiten libre acceso a su contenidos mientras dure la pandemia

Puesto que el sexo suele ser algo que tiene lugar en la intimidad, una epidemia y su consecuencia más habitual, el confinamiento, parecen los ingredientes de una confabulación para favorecerlo. Debe ser lo que pensaron los responsables de los portales Pornhub y Xhamster, dos grandes del sector, cuando decidieron abrir sus contenidos durante la epidemia. "¡Ayuda a aplanar la curva!", es el lema de Pornhub, sobre un gráfico con connotaciones a la vez sanitarias y sexuales. "Con cerca de mil millones de personas confinadas alrededor del mundo a causa de la pandemia de coronavirus, es importante echar una mano y brindar una forma agradable de pasar el tiempo", declaró hace unos días el vicepresidente de la compañía, Corey Price, para hablar a renglón seguido de "un incentivo extra para permanecer en casa". Con sensibilidad pornográfica, el portal ha creado una nueva categoría de vídeos equis relacionados con el coronavirus donde lo más habitual es que los actores mantengan relaciones cubiertos con mascarillas. El pudor nunca ha sido un atributo de esta industria.

Cuarentena excitante

Los portales de psicología advierten, sin embargo, que la libido está actuando en ambas direcciones durante estos días: hay quienes, en efecto, encuentran excitante la situación, y hay quienes se encuentran demasiado alicaídos para pensar en ello. A los primeros apuntan no solo los portales de cine equis, sino las tiendas eróticas, cuya actividad, visto así, no tiene por qué verse mermada por la crisis. Al contrario. La barcelonesa Amantis ha puesto en marcha una campaña "con ideas para sacarle partido a la cuarentena", con propuestas que incluyen prolongadas sesiones masturbatorias, prácticas sexuales extendidas, masajes sensoriales o el siempre desafiante orgasmo de pezones. "¿Quién hubiera pensado que una cuarentena podría ser tan excitante?", reza la campaña. Son tiempos de coronavirus, recuerda Amantis, y hay que tomar precauciones. Máxima higiene antes y después de lo que sea que cada uno improvise.

Karex Bhd, fabricante de uno de cada cinco preservativos en el mundo, anuncia tiempos de escasez

Ahora bien, es posible que una precaución tan básica como la de usar preservativo, algo que los sexólogos aconsejan en estos tiempos en que el otro es un potencial agente enemigo, se encuentre en entredicho en un futuro cercano. Karex Bhd, la firma que elabora uno de cada cinco condones que se venden en el mundo, proveedora de gigantes del sector como Durex, ha avisado ya de una escasez mundial a corto plazo debido al cierre de sus fábricas en Malasia a causa de la crisis. A día 27 de marzo había dejado de producir 100 millones de unidades. No es nada gracioso: el presidente ejecutivo de la empresa, Goh Miah Kiat, advirtió de que "para muchos programas humanitarios en África, la escasez no será solo de dos semanas o un mes", y que "puede durar meses". La firma estaba a la espera de un permiso del Gobierno malasio para reanudar sus actividades al 50%, habida cuenta de su condición de servicio esencial.

Al margen de la decisión de los dos grandes portales de entretener la vida de los encerrados, la industria de la pornografía de EEUU ha detenido los rodajes durante marzo para prevenir la expansión del virus. Teniendo en cuenta la situación en ese país, donde lo peor está por venir, es previsible que la medida se prolongue indefinidamente. "No son tiempos sexis", escribe la ginecóloga Jen Gunter en 'The New York Times', en un artículo en el que explica que sus pacientes, a los que atiende telemáticamente, le contestan con un categórico 'no' cuando les pregunta si tienen nuevas parejas sexuales. ¿Porque es casi imposible o porque es irresponsable? Porque es irresponsable. El mundo es la casa. Y allí hay que buscarse la vida.