Ir a contenido

EL JUICIO DEL 'PROCÈS'

Borràs resta importancia a la DUI

Con otros miembros del Gobierno de Puigdemont sostiene que no se gastaron fondos públicos en el 1-O

Ángeles Vázquez / J. G. Albalat

La ’exconsellera’ Meritxell Borràs, durante su declaración en el Supremo.

La ’exconsellera’ Meritxell Borràs, durante su declaración en el Supremo. / ACN

La 'exconsellera' de Governació, Meritxell Borràs, acusada de presunta desobediencia y malversación de fondos públicos en el juicio del 'procés,, ha restado importancia este miércoles a la declaración unilateral de independencia (DIU). Como ya han hecho otros miembros del cesado Gobierno de Carles Puigdemont, ha declarado que lo que se votó el 27 de noviembre del 2017 era unb "preámbulo" y que, como tal, "no obliga a nada, ni establece nada". Después ha incidió que "no tenía consecuencias legales", pues "era una expresión política".

Borrás ha explicado que firmó la convocatoria del referéndum del 1-O, al igual que el resto miembros del Govern, como "un gesto o símbolo" para responder a la "voluntad y compromiso" del Ejecutivo catalán ante el mandato del Parlament, con una mayoria soberanista, y de la ciudadanía para celebrar una consulta. Ha detallado que en los decretos habitualmente solo son rubricados por el presidente de la Generalitat y el 'conseller' al que le corresponde la materia y, por lo tanto, en, este caso, no estaba obligada.

Fondos públicos

Borràs, defendido por la abogada Judit Gené, ha precisado su departamento y el resto de la Generalitat no destinaron "ni un euro" para los gastos del 1-O. Respecto al concurso para la compra de urnas, que, al final, quedó desierto, ha explicado que la intención era comprar este material para la celebración de elecciones o procesos participativos, pero no para el referéndum unilateral. La exconsellera ha concretado que la cesión de locales públicos, de los que ella no era responsable, no costó nada a la Administración autonómica. E insistió que desde su Conselleria no se hizo niguna acción para celebrar una consulta soberanista. "La voluntad era la de llegar a un acuerdo con el Gobierno español a través de la política", ha recalcado.