Ir a contenido

previsión

Llega una nueva borrasca, Helena, que dejará intensas nevadas y viento el fin de semana

En Catalunya se iniciará este viernes un notable descenso de la temperatura

Efe / Madrid

Nieve en Sort, en una imagen de archivo.

Nieve en Sort, en una imagen de archivo. / ANA MENESES

Una nueva borrasca atlántica, nombrada Helena, alcanzará este viernes el norte peninsular dejando los próximos días un temporal de viento, mar, nieve y lluvia en gran parte del país, con mayor intensidad en zonas marítimas de Galicia, Cantábrico y del Mediterráneo.

En Catalunya se iniciará un descenso notable de la temperatura con entrada del viento del norte y noroeste que volverá a soplar con fuerza en muchos puntos al largo del sábado, según el Servei Metereològic de Catalunya. El mismo Meteocat advierte que esta madrugada se esperan precipitaciones en cualquier punto del Pirineo catalán, con nieve desde los 1.500 metros.

A partir de mañana, se esperan vientos fuertes o muy fuertes en gran parte de la Península y Baleares, especialmente en Galicia, donde es probable que las rachas sean superiores a los 100 kilómetros por hora en Pirineos y el bajo Ebro, mientras que el sábado, las rachas más fuerte se prevén en la mitad este peninsular y en las Islas Baleares.

Según una nota de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), los frentes asociados a Helena dejarán el viernes lluvias casi generalizadas que serán localmente fuertes y persistentes en Andalucía, área del Estrecho, Galicia, Cantábrico occidental y sur de los Pirineos.

Baja la cota de nieve

La cota de nieve estará alta inicialmente, descendiendo a 500/700 metros en el noroeste peninsular, a 600/900 metros en el centro y noreste y hasta los 800/1.000 metros en el sureste, por lo que mañana se esperan importantes nevadas en el entorno de zonas montañosas del norte y del centro peninsular.

En Galicia, Asturias y noroeste de Castilla y León los espesores podrán ser superiores a 20/30 centímetros. El sábado continuarán descendiendo la cota en el norte peninsular, hasta 300/600 metros, con nevadas en la mitad norte y zonas montañosas del sudeste peninsular, aunque las mayores acumulaciones se producirán en el extremo norte.

A partir del domingo las nevadas serán mucho más débiles y restringidas al Cantábrico oriental, Pirineos occidentales y Alto Ebro, aunque la cota seguirá baja.

En cuanto al estado de la mar, mañana se prevén olas en Galicia de 4 a 5 metros subiendo a 7 a 9 metros, en el Cantábrico entre 5 y 7 metros y en el Mediterráneo el oleaje alcanzará de 3 a 4 metros. A partir del lunes, la aproximación de un anticiclón a la península normalizará la situación.

Temas: Frío