Ir a contenido

quinto caso en españa

Prisión permanente revisable para Patrick Nogueira por el asesinato de sus tíos y sobrinos en Pioz

"He causado demasiado daño e hice sufrir a gente a la que tengo mucho cariño pero yo también sufro", alegó Patrick Nogueira

El Periódico

Patrick Nogueira asesinó a sus tíos y sus primos en su casa de Pioz (Guadalajara). Troceó los cuerpos de los adultos y envió selfies con los cadáveres a un amigo de Brasil.

Patrick Nogueira asesinó a sus tíos y sus primos en su casa de Pioz (Guadalajara). Troceó los cuerpos de los adultos y envió selfies con los cadáveres a un amigo de Brasil.

Patrick Nogueira, el joven brasileño acusado de asesinar a sus tíos, de 39 años, y a sus primos de 1 y 4 años en Pioz (Guadalajara), ha sido condenado a prisión permanente revisable. La magistrada-presidenta del juicio con Tribunal del Jurado del llamado Caso Pioz, María Elena Mayor Rodrigo, ha realizado este jueves la lectura pública de la sentencia tras el juicio celebrado contra Nogueira en el que fue declarado culpable de asesinato con intencionalidad, ensañamiento con los menores y sin considerar ningún atenuante. Es la quinta vez que se impone esta pena en España.

En concreto, es condenado a prisión permanente revisable por los asesinatos de los dos menores y de su tío, mientras que por la muerte de su tía, la primera que acometió, se le imponen 25 años de prisión. En todos los casos, la sentencia considera que no hay circunstancias que modifiquen la responsabilidad penal de Nogueira.

Así se desprende de la sentencia de la Audiencia Provincial de Guadalajara leída en audiencia pública por María Elena Mayor Rodrigo, la magistrada que presidió el juicio en el que un jurado popular consideró a Nogueira culpable de haber dado muerte de forma intencionada a sus familiares.

Nogueira lo escuchó desde Estremera

Nogueira, que ha escuchado el contenido de la sentencia por videoconferencia desde la cárcel de Estremera, se sometió a un juicio que arrancó el pasado 24 de octubre y del que no se conoció el veredicto hasta el 3 de noviembre tras casi dos días de deliberación por parte del jurado popular.

Durante el juicio, el autor confeso de los crímenes de Pioz pidió perdón en su turno de última palabra: "He causado demasiado daño e hice sufrir a gente a la que tengo mucho cariño pero yo también sufro", señaló, para agregar que quiere "cambiar". La defensa de Nogueira solicitaba 25 años de cárcel alegando daño cerebral y arrebato, mientras que las acusaciones coincidían en solicitar prisión permanente revisable por las cuatro muertes a excepción del Ministerio Fiscal, que pedía 20 años por cada una de las muertes de los dos adultos.