Ir a contenido

DEBATE EN LA UE

La Eurocámara desbloquea la reforma de la directiva sobre derechos de autor

El Parlamento Europeo aprueba la propuesta para forzar a las grandes plataformas a pagar a los editores por mostrar noticias

Silvia Martinez

Banderas europeas junto a los logos de los principales gigantes de internet.

Banderas europeas junto a los logos de los principales gigantes de internet. / LIONEL BONAVENTURE (AFP)

El Parlamento Europeo ha logrado lo que no consiguió hace dos meses: aprobar la propuesta de reforma de la directiva europea sobre derechos de autor para adaptar la norma a la nueva realidad de internet. El parón estival, y las 252 enmiendas introducidas, han conseguido modular una compleja propuesta que ha generado duros enfrentamientos entre creadores de contenidos por una parte y defensores de la libertad en internet y grandes plataformas como Google o Facebook. El texto ha sido aprobado finalmente con una holgada mayoría de 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones.

“Es una excelente señal para nuestra industria creativa en Europa”, ha valorado Axel Voss, ponente del texto, que minutos antes avisaba del duro golpe que supondría para la industria europea tumbar por segunda vez su proyecto. Es lo que ocurrió a principios de julio cuando su texto fue rechazado por apenas 40 votos, tras una intensa y dura campaña, con amenazas incluidas, y el bloqueo de algunas versiones de Wikipedia en señal de protesta.

Durante el pleno Voss también ha recibido luz verde para abrir negociaciones interinstitucionales con el Consejo lo que significa que todavía será necesarios meses de trabajo y negociaciones depara dibujar la normativa definitiva. De momento, sin embargo, "es una señal fuerte y positiva y un paso esencial para modernizar las reglas del 'copyright' en la Unión Europea", ha valorado la Comisión Europea que mantiene la esperanza de cerrar un acuerdo político antes de finales de año.

Los artículos controvertidos

En el fondo de la controversia están los artículos 11 y 13 del texto. El primero propone que se remunere a los editores de contenidos publicados en las redes con el reconocimiento específico de un "derecho de autor de uso en línea". El segundo plantea la creación de un filtro automático para poder bloquear el contenido que vulnere la protección del 'copyright'. La reforma que plantea la Eurocámara refuerza la posición de creadores, artistas, músicos y autores al darles más garantías en cuanto a la remuneración cuando sus contenidos o fragmentos de obras se comparten en plataformas como Youtube, Facebook o bien en agregadores de noticias como Google. Los gigantes de internet tendrán que asegurarse de identificar y filtrar a priori y de forma automática los contenidos, obtener autorización de los titulares de los derechos y en caso de recibirla garantizar que las obras protegidas–ya sean fotos, textos o música- son remuneradas si son reproducidas.

Además, endurece la propuesta de la Comisión al convertir a las citadas plataformas de internet y agregadores en responsables ante posibles infracciones en materia de derechos de autor. Esta responsabilidad requiere que sean ellas las que abonen a los titulares de los contenidos por el material que cuelgan. Para proteger la innovación y el entorno de las starups la normativa exime a las plataformas más pequeñas. Tampoco estarán cubiertas enciclopedias en línea no comerciales como Wikipedia así como plataformas de software libre como GitHub, excluidos de las nuevas reglas. El texto de la Eurocámara concede a los editores de prensa el derecho a reclamar compensaciones a los agregadores de noticias durante 20 años si se comparten sus artículos o fragmentos de los mismos e incluye disposiciones para eximir de limitaciones la inclusión de hipervínculos hacia artículos, tal y como denunciaban algunos de los más críticos.

Bloqueos y censura previa

La negociación de la propuesta ha sido extremadamente controvertida. Para los defensores se trataba de defender a los creadores europeos en una era digital totalmente hostil. Para el otro bando, una máquina de censura que puede terminar con la internet libre. "Cualquier cosa que queramos publicar tendrá primero que ser aprobada por estos filtros, contenido perfectamente legal como los memes se verá atrapado", ha alertado la alemana del Partido Pirata, Julia Reda.

“No queremos bloquear nada, ni hacer filtros de censura sino que los derechos de autor se respeten también en el mundo digital”, se ha defendido Voss. Entre los críticos con el plan, además de los eurodiputados verdes y la izquierda en la Eurocámara, está también la asociación europea de consumidores (BEUC en sus siglas en inglés) que ha lamentado el resultado porque considera que si los consumidores crean y subes contenido a internet, como vídeos, música o fotos que puedan incluir material protegido por derechos de autor las plataformas podrían bloquearlo.

“La consecuencia de este voto está clara. Las plataformas no tendrán más opción que escanear y filtrar cualquier contenido que los consumidores quieran cargar. La experiencia muestra que esto llevará a que muchas contenidos cargados sean bloqueados injustamente. Esto no es el tipo de internet que los consumidores necesitan o esperan”, ha lamentado la directora general de BEUC, Monique Goyens.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.