Ir a contenido

TENDENCIA

La explosión del 'mindfulness' como terapia en escuelas y empresas

Expertos de todo el mundo debaten en Zaragoza el futuro de una técnica que se emplea cada vez más en empresas, educación y sanidad

Gran Bretaña se plantea que sustituya a los antidepresivos y en EEUU se enseña en el 30% de las universidades de Medicina

Lucio Pérez

Asistentes al Congreso Internacional de Mindfulness, celebrado esta semana en Zaragoza.

Asistentes al Congreso Internacional de Mindfulness, celebrado esta semana en Zaragoza. / JAVIER BLASCO

Cientos de personas en un auditorio. Tienen los ojos cerrados y dejan descansar las manos sobre el regazo. Respiran pausadamente, concentrados, mientras el ponente les guía: “Notad el peso del cuerpo, la presión sobre el respaldo del asiento, los pies apoyados en el suelo, y centraos en la respiración…” Esta ha sido una escena recurrente en el Congreso Internacional de Mindfulness que concluye este viernes en Zaragoza. Un encuentro al que han asistido especialistas de varios países y que ha servido para certificar que las técnicas de la atención plena están arraigando en todo el mundo.

Se aplica en las escuelas, en las empresas, en la sanidad (ya sea en la lucha contra los trastornos alimentarios, las adicciones, los trastornos límites de personalidad y el tratamiento del dolor crónico), para hacer frente a la ansiedad y el estrés, en el deporte, en la política y hasta en la preparación de la policía y las fuerzas armadas.

'Mindfulness' es un anglicismo enrevesado que sirve para resumir aquella frase que nos decían cuando éramos pequeños. “Hay que hacer las cosas con los cinco sentidos”. Sí, es simplemente eso, prestar atención. Una cosa aparentemente sencilla que es muy complicada de llevar a cabo, porque la mayor parte del tiempo vivimos secuestrados por nuestros pensamientos.

Y otra cosa. Esa presencia plena se ha de llevar a cabo suspendiendo los juicios, con bondad y compasión. Por eso hay quien dice que es una especie de budismo para no budistas. El psiquiatra Javier García Campayo, director del congreso de Zaragoza, lo ha resumido con otras palabras: “Una de las marcas del siglo XX ha sido el acercamiento de Occidente a las culturas orientales… pero no a través del budismo, sino del 'mindfulness'”.

Unas muejres participan en uno de los talleres del Congreso Internacional de Mindfulness / caminodelcambio.com

Y esta componente ética, altruista, con la que el budismo contempla el 'mindfulnes's (es la religión que más lo ha estudiado), ha sido uno de los temas centrales de las jornadas que se han celebrado en Zaragoza (más información en www.caminodelcambio.com). Jon Kabat-Zinn, el introductor de esta especialidad en EEUU, aleccionó en este sentido a los instructores en la apertura del congreso. “Nuestro trabajo es sagrado, porque las personas también lo son. Hemos de encarnar lo que les pedimos que hagan”, advirtió.

Oferta creciente

Y es que, ante el 'boom' que está viviendo esta especialidad, cualquier precaución es poca, porque uno de los riesgos a los que se enfrenta es que acabe convertido en una mercancía más de la sociedad de consumo. La oferta de cursos y formaciones crece por doquier y, como ironizó García Campayo, “solo falta que aparezca un curso de 'mindfulness' para jugar al parchís”.

Pero se trata de una técnica eficaz, y por eso las administraciones siguen apoyándola. Uno de los países más avanzados en este campo es Gran Bretaña, que la ofrece a sus parlamentarios, mientras que el sistema sanitario de ese país se plantea utilizarla paa sustituir a los antidepresivos.

Willem Kuyken, de la Universidad de Oxford, ha presentado un estudio realizado con 1.200 personas, que concluye que el 'mindfulness' es una alternativa a estos medicamentos. “Actualmente hay 350 millones de personas con riesgo de sufrir una depresión en los países occidentales”, ha recordado este especialista, que ha reivindicado el carácter científico y clínico de esta práctica.

Una afirmación que también suscribe al profesor de la Universidad de Harvard, Zev Schumann-Olivier, que ha recordado que el 30% de las escuelas de Medicina en Estados Unidos ya incluyen 'mindfulness' en sus planes de estudio.

Pero quizás los testimonios más impactantes han sido los de Valerie Mason-John y Vidyamala Burch, autoras de ‘Tú no eres tu dolor’, que han narrado en primera persona sus éxitos en la lucha contra las adicciones y el dolor crónico. Burch, emocionada, hizo toda una declaración de intenciones de su programa Respira Vida Breathworks: “Cuando tenía 16 años sufrí una lesión medular grave. He vivido 40 años con dolor hasta que descubrí el 'mindfulness', y no quiero que nadie más vuelva a pasar por eso”. 

0 Comentarios
cargando