Ir a contenido

Gabby Silberman: "Hay que explicar mejor la ciencia a la sociedad"

EFE

Paco Niebla

Gabriel 'Gabby' Silberman, doctor en Computación y director del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST), considera que "hay que explicar mejor la ciencia, al gobierno y a la sociedad" y pide al nuevo presidente de la Generalitat "que incluya la ciencia en el diálogo gubernamental".

Silberman, nacido en Santiago de Chile, fue nombrado hace un año nuevo director del BIST, aunque no tomó posesión hasta hace seis meses, en los que ha analizado el funcionamiento de este instituto, que agrupa a siete de los centros de investigación más punteros de Cataluña (CRG, IBEC, ICFO, ICIQ, ICN2, IFAE e IRB Barcelona), en los que trabajan más de 1.400 investigadores.

En una entrevista con Efe, Silberman, experto en Inteligencia Artificial que durante años trabajó en EEUU y Canadá, primero en IBM, donde colaboró en desarrollar el 'Deep Blue', y luego como director de investigación en Dell, reivindica la importancia de la ciencia, pide más recursos y destaca que los centros científicos catalanes "están haciendo un trabajo extraordinario con escasos recursos".

"Esta es mi primera experiencia profesional en Europa, es un sueño, y creo que estar ahora en gestión y no en investigación directa es reversible, por lo que me lo tomo como un paréntesis. En la gestión creo que puedo aportar la curiosidad de un investigador para hallar nuevas formas de gestionar", apunta.

Silberman destaca que el BIST se situó en 2017 en la posición 23 del ránking europeo de centros de investigación -segundo de España tras el CSIC-, y en el puesto 93 mundial por sus publicaciones científicas.

Como nuevo director del BIST, se ha propuesto "explicar mejor la ciencia, tanto al Gobierno como a la sociedad; animar a los padres para que alienten a sus hijos a cursar estudios científicos; y aumentar los recursos".

En este sentido, lamenta que en España no esté tan extendida como en EEUU la filantropía y el mecenazgo.

"En EEUU es habitual que los universitarios que triunfan en su profesión hagan aportaciones a la universidad que les ha formado para ayudar a los que empiezan a estudiar y a investigar. También es habitual que, al morir, dejen su legado a la universidad o a centros de investigación".

Para ello, sugiere, "no sólo hace falta que se considere algo correcto e instintivo, sino que la política fiscal ayude. No sólo ha de ser un deber moral, sino también reconocerlo más allá de la ética".

Silberman, que fue profesor de la Universidad de Texas y del Technion-Israel institute of Technology, defiende "la circulación de cerebros y no la fuga de cerebros" y apuesta por que vengan a trabajar a los centros de investigación de Barcelona los mejores estudiantes pre y posdoctorales, así como "los catalanes que se han ido a estudiar a universidades extranjeras".

Sobre los reconocidos investigadores catalanes como Valentín Fuster, Josep Baselga, Joan Massegué, Ignacio Cirac o Miquel Salmeron que están trabajando en el extranjero, Silberman afirma que "también están dando proyección internacional a la ciencia catalana, la están prestigiando".

Como experto en Inteligencia Artificial, augura que el procesamiento de datos masivos hará que la ciencia avance más rápido, aunque también reconoce que "hay que tener mucho cuidado cuando se procesan y qué uso se hace de los datos".

"Las 'fake news' siempre han existido, pero ahora como todos estamos más conectados se expanden más rápido, son más fáciles de difundir y se hacen más peligrosas", reconoce el científico, que defiende que no todas las decisiones se pueden dejar en manos de las máquinas sino que tiene que haber "un sentido moral y humano" detrás de ellas.

Preguntado sobre qué le pide al nuevo presidente catalán, Quim Torra, Silberman no lo duda: "que haga de la ciencia parte del diálogo, no sólo con palabras sino con acciones, y no tanto con dinero puntual, sino con un plan que haga la ciencia más sostenible, es decir, recordando que periódicamente hay que invertir en infraestructura, que se queda obsoleta y hay que renovar los equipos. Una ciencia bien equipada es mucho más efectiva".

Silberman también es partidario de dar más visibilidad y facilidades a las mujeres investigadoras y, en este sentido, recuerda que el BIST otorgó el pasado mes de abril 12 becas a otras tantas mujeres investigadoras para impulsar su acceso a posiciones de liderazgo científico.

El director del BIST está a la espera de que el nuevo gobierno de la Generalitat apruebe su aportación al presupuesto de este organismo, que, sumando las aportaciones públicas y privadas, ascenderá a unos dos millones de euros para este año.