Ir a contenido

LIMITACIONES A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Facebook rectifica tras vetar la icónica foto de la niña del napalm de Vietnam

La red social había censurado la imagen porque la víctima aparece sin ropa

La compañía de Zuckergerg borró también las críticas de la primera ministra noruega a la prohibición

La icónica foto de la niña que corre aterrorizada de un ataque estadounidense con napalm en Vietnam, en junio de 1972.

La icónica foto de la niña que corre aterrorizada de un ataque estadounidense con napalm en Vietnam, en junio de 1972. / Nick Ut

La red social Facebook se ha visto obligada a rectificar este viernes tras el enorme revuelo causado por su decisión de prohibir la publicación de  'La niña del napalm', la icónica fotografía tomada en 1972 durante la guerra de Vietnam, en que se ve a una niña corriendo desnuda tras un bombardeo con esta arma química por parte de las fuerzas de EEUU.

Varios miembros del Gobierno noruego, incluida la primera ministra, y el principal rotativo del país habían atacado a Facebook después de que la red social prohibiera la publicación de "La niña del napalm", la icónica fotografía tomada en 1972 durante la guerra de Vietnam, en que se ve a una niña corriendo desnuda tras un bombardeo con esta arma química por parte de las fuerzas de EEUU.

Facebook cerró hace unos días la cuenta del escritor noruego Tom Egeland por difundir en su página la imagen porque publicar desnudos contraviene sus normas. El hecho motivó que otras personas y varios medios siguieran el ejemplo de Egeland, incluido el principal diario noruego, Aftenposten, pero también fueron conminados por Facebook a retirar la imagen por la prohibición de difundir desnudos en sus páginas.

"Facebook comete un error por censurar fotos así. Hablamos de una imagen que ha contribuido a la historia universal, la imagen de una niña aterrorizada que huye de la guerra", escribió este viernes en su cuenta en esa red social la primera ministra, Erna Solberg, que reprodujo además la mítica fotografía del reportero Nick Ut.

La red social utiliza algoritmos de reconocimiento de imagen y lenguaje para vetar contenido que considera inapropiado según sus normas de uso, como lenguaje violento o desnudos. Fotos de lactancia o de mujeres con quimioterapia también han sido vetadas por la red social.

Solberg elogió la lucha de Facebook y otros medios contra las imágenes y contenido violentos, sobre todo relacionados con niños, pero criticó que se "censuren" fotos como la de Ut y sostuvo que actos así contribuyen a "limitar la libertad de expresión". El comentario de la primera ministra noruega con la foto de Ut fue eliminado por Facebook horas después, lo que denunció la propia Solberg en ese mismo medio, volviendo a publicar esa y otras imágenes históricas.

BORRADO EL COMENTARIO DE LA MINISTRA

"Mientras estaba sentada en un vuelo de Oslo a Trondheim (oeste de Noruega), Facebook borró un comentario en mi página. Lo que hace eliminando fotos de este tipo, independientemente de que tenga buenas intenciones, es reescribir nuestra historia común", afirmó. Solberg pidió a la firma estadounidense que revise su política de edición y que asuma "la responsabilidad que una empresa grande que administra una plataforma de comunicación tan amplia debe tener".

Aftenposten dedica toda su portada al tema, y además de reproducir la foto, incluye una carta abierta de su redactor jefe, Espen Egil Hansen, al fundador de la red social, Mark Zuckerberg, en la que señala que el diario no eliminará de su página en Facebook la foto, "ni ahora ni en el futuro". "Escucha, Mark, esto es serio. Primero hacéis reglas que no distinguen entre pornografía infantil y famosas fotos de guerra, luego las aplicáis sin dejar margen al buen juicio y después censuráis también la crítica y el debate y castigáis a quienes se atreven a criticar", escribe Hansen.

La ministra de Cultura noruega, Linda Hofstad Helleland, aplaudió la iniciativa del diario y, como otros miembros del Gobierno, compartió el comentario de Solberg en la red social.

Facebook ya tiene puesta otra demanda en Francia por un usuario a quien se le censuró una foto del cuadro 'El origen del mundo' de Gustave Courbet, expuesto en el Museo de Orsay, que reproduce un pubis femenino en primer plano.

A principios de año, una diputada danesa también se quejó de no haber podido publicar una foto de la estatua de La Sirenita que hay en Copenhague, por "implicaciones sexuales".