Ir a contenido

INFRAESTRUCTURAS POLÉMICAS

ACS renegocia la concesión del AVE en El Pertús por bajo tráfico

La compañía construyó el enlace ferroviario con Francia a cambio de peajes

TP Ferro, ligada a la firma de Florentino Pérez, exige mejor trato económico

FERRAN COSCULLUELA / GIRONA

A las infraestructuras españolas no les salen las cuentas. Aeropuertos desiertos, autopistas de peaje vacías y líneas de tren con menos convoyes y pasajeros de los previstos. Un desajuste entre las expectativas de negocio y los ingresos reales que ha llevado a TP Ferro, la empresa que gestiona el túnel de El Pertús (la conexión a través de los Pirineos entre España y Francia en la línea de alta velocidad), a entablar conversaciones con los gobiernos de ambos países para renegociar las condiciones de la concesión. Al alza, claro.

Unas negociaciones que también se extienden a las entidades bancarias que concedieron préstamos por más de 400 millones de euros a la compañía para financiar la obra, según han explicado fuentes conocedoras de las conversaciones, que han desmentido, sin embargo, que la empresa haya presentado una reclamación ante un tribunal de arbitraje con el fin de solicitar una indemnización.

Un hipotético desembolso económico por parte de las arcas del Estado resultaría polémico, máxime teniendo en cuenta que iría a parar a una empresa participada en un 50% por el grupo ACS de Florentino Pérez, el mismo que recientemente recibió 1.350 millones de euros del Gobierno a causa de la anulación de la explotación del almacén de gas de Castor ante la imposibilidad de garantizar que la instalación no comportaba riesgo sísmico.

Confidencialidad

«Las negociaciones se están llevando a cabo desde hace tiempo porque la concesión no es rentable debido a que no se están cumpliendo las previsones de tráfico ferroviario. La revisión del contrato es la mejor solución para todos, ya que solo se pretende solucionar este problema durante un corto periodo de tiempo, porque hay el convencimiento de que la infraestructura será rentable en el futuro», precisaron estas fuentes, que no quisieron dar más detalles de lo que se está pactando escudándose en las cláusulas de confidencialidad que protegen el convenio entre empresa y Estado.

Además de la crisis económica, estas fuentes atribuyen el incumplimiento de las previsiones de tráfico ferroviario a varios factores, como el retraso en las obras e infraestructuras del corredor mediterraneo y otros aspectos de tipo técnico. Esta no es la primera vez que TP Ferro puede recibir una compensación por parte del Estado. La compañía del grupo ACS y la francesa Eiffage construyeron el tramo del AVE de 44,4 kilómetros que atraviesa los Pirineos, en el que se incluye el túnel de El Pertús, de 8,3 kilómetros.

Calendario previsto

Los trabajos costaron 1.100 millones de euros (300 de ellos correspondientes a las galerías) y se concluyeron en febrero del 2009, dentro del calendario previsto, mientras que el tramo que construyó Adif entre Girona y Figueres no se pudo poner en marcha hasta enero del 2013. Para subsanar estos cuatro años de demora, y con el fin de reducir la compensación que se tenía que pagar cada ejercicio a TP Ferro, Adif construyó un tramo provisional de ancho europeo entre el sur de Girona y la estación del AVE de Figueres que entró en servicio en diciembre del 2010 y que costó 94 millones de euros.

Aun así, el Ministerio de Fomento tuvo que indemnizar a la empresa a causa de los incumplimientos que le impidieron cobrar los peajes ferroviarios pactados. La cantidad exacta que se pagó no se ha precisado nunca, pero se calcula que fue de entre 140 y 170 millones. Otra forma de compensarla fue prolongar la concesión de 50 a 53 años.

Temas: Empresas AVE