26 feb 2020

Ir a contenido

Ester Quintana: "No basta con las pelotas, hay que vetar los demás proyectiles"

"No me siento derrotada, ni menos persona por no tener un ojo. Lucho porque lo que yo he vivido no le vuelva a pasar a nadie mas"

ANTONIO BAQUERO / Barcelona

Entrevista a Esther Quintana / RICARD CUGAT

A solo dos semanas de que se cumpla un año de aquella fatídica noche de la huelga general en que un proyectil presuntamente lanzado por los 'mossos' le reventó el ojo izquierdo, Ester Quintana aparece rehecha. Ya no hay lágrimas, ni manos temblorosas. Aquella mujer destrozada ha dado paso a una persona que rebosa serenidad y compromiso con la lucha contra las pelotas de goma de los antidisturbios.

--¿Cómo ha cambiado Ester Quintana en estos 12 meses?
--Sigo siendo la misma. Antes participaba mucho en el movimiento cultural de mi barrio; ahora, sigo participando pero en una lucha que me implica a mí misma y que es por el fin de las pelotas de goma. Yo me siento bien, satisfecha de cómo estoy afrontando la vida, de cómo me estoy reponiendo de este golpe. No me siento derrotada, ni menos persona por no tener un ojo. Lucho porque lo que yo he vivido no le vuelva a pasar a nadie mas.

--¿Quedó atrás el papel de víctima?
--Sí. El rato de víctima tiene que pasar. No puedes estar victimizada toda tu vida. Hay que trabajar para que las cosas cambien y que lo que te ha pasado a ti no le pase a nadie más.

--En una entrevista anterior con este diario, dijo que su sueño era ser la última víctima de las pelotas de goma. Interior ha anunciado la retirada de esos proyectiles. ¿Qué sintió cuando oyó la noticia?
--Que habíamos dado un gran paso. Pero la votación en la comisión de orden público del Parlament no es hasta mañana y luego ha de ser refrendado en el pleno. Hasta que no vea que las pelotas son reemplazadas, y no por otros proyectiles o cañones de agua, no cantaré victoria.

--¿No le basta con sustituir las bolas de gomas por balas viscoelásticas?
--Yo no quiero que las sustituyan por ningún tipo de proyectiles. ¿Y si lo que me dio a mi fue una viscoelástica? No vale reemplazar un arma lesiva por otra también lesiva. Siguen disparando a los ciudadanos. No es admisible.

>>Lea la entrevista completa con Ester Quintana sobre las pelotas de goma y la actuación de los Mossos en e-Periódico.