La época está de moda

10 series parecidas a 'Los Bridgerton'

Los títulos que más se ajustan al estilo de la exitosa ficción de Netflix

Christine Baranski, en ’La edad dorada’.

Christine Baranski, en ’La edad dorada’. / HBO MAX

5
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Las intrigas y amoríos de 'Los Bridgerton' supieron captar a la audiencia cuando Netflix estrenó la primera temporada de la serie basada en las novelas de Julia Quinn.

Noticias relacionadas

Desde el 25 de marzo los fans devoran los nuevos episodios que llegan al gigante del 'streaming', que como suele ser habitual los ofrece del tirón. Así que puede que muchos se queden con hambre de más ficciones de época o con tramas parecidas a las de este culebrón ambientado a principios del siglo XIX.

¿La mejor solución? Echar mano de otras propuestas disponibles en las plataformas, e incluso en la televisión en abierto, con ese toque 'british' o 'retro' tan característico de la familia de Anthony, Daphne, Benedict, Eloise y compañía. Aquí repasamos 10 que se ajustan al espíritu de 'Los Bridgerton'. 'Spoiler': en una de ellas nadie se ha puesto nunca un corsé, pero los personajes se enfrentan también al incordio de una chismosa que desvela sus secretos más inconfesables.

Downton Abbey

La serie de época por excelencia de los últimos años, que arranca justo un siglo después que 'Los Bridgerton', con el hundimiento del 'Titanic'. La aristocrática familia Crawley tendrá que ir sobreponiéndose a distintas dificultades en su impresionante casa de campo. Creada por Julian Fellowes, sabe combinar a la perfección las historias cotidianas del clan y sus criados (celos entre hermanas, rencillas entre la servidumbre) con algunos grandes acontecimientos históricos que marcarán sus vidas, como el estallido de la primera guerra mundial, la propagación de la fiebre española y las consecuencias de la revolución rusa en la alta sociedad británica. La historia continuó en una película, y este 29 de abril llega la segunda.

Arriba y abajo

Un clásico televisivo británico, que se mantuvo en antena durante cinco temporadas, desde 1971 a 1975, y que fue el espejo en el que se miraron otras series de época como 'Downton Abbey'. El título hace referencia a las dos partes radicalmente opuestas en las que se divide la mansión del 165 de Eaton Place en la que se ambienta la ficción. Arriba residen los señores, la hija de un duque, su esposo y sus hijos, mientras que la parte de abajo de la casa está destinada a los sirvientes. Tuvo una secuela en 2010, ambientada en los años 30, poco antes del estallido de la segunda guerra mundial.

Gossip Girl

Puede que estos chicos pijos del neoyorquino Upper East Side, de vueltas de todo, tengan poco que ver con el recatamiento de las familias que pueblan 'Los Bridgerton'. Pero también se tuvieron que enfrentar a una misteriosa chismosa que iba revelando todos los trapos sucios de los protagonistas, como ocurría con Lady Whistledown, cuya identidad de descifraba al final de la primera temporada de la serie de época. Su éxito propició un 'remake' estrenado este mismo año en HBO Max.

Victoria

La novelista británica Daisy Goodwin se basó en el diario personal de la reina Victoria, la monarca más longeva en la historia del Reino Unido solo por detrás de Isabel II (gobernó durante 63 años, de 1837 a 1901), para narrar su ascenso al trono con solo 18 años, su fructífero matrimonio con Alberto de Sajonia y las luchas internas en su corte. El 'The Crown' de un siglo atrás.

Poldark

Otra serie de época de la cadena británica BBC, esta ambientada en la Cornualles de finales del siglo XVIII. Basada en las novelas de Winston Graham (que ya fueron adaptadas a la pequeña pantalla a mediados de los años 70), plantea amoríos, venganzas, luchas por el control de las minas de la zona y enfrentamientos entre los nobles que no están dispuestos a prescindir de sus privilegios y una clase obrera que ve cómo cada día empeora su nivel de vida. El glamur de 'Los Bridgerton' queda aquí compensado con los espectaculares paisajes de la costa del sur de Inglaterra.

La edad dorada

El creador de 'Downton Abbey' repite la fórmula, ahora con el Nueva York de finales del siglo XIX como telón de fondo. Aquí no hay reinas, pero sí nobles que quieren mantener su estatus por encima de los nuevos ricos llegados a la ciudad de las grandes oportunidades. Una joven de buena familia (interpretada por la hija pequeña de Meryl Streep) que acaba de quedarse huérfana y sin un duro se encontrará entre estos dos mundos, representados por su estirada y acaudalada tía (Christine Baranski) y su nueva vecina, la ambiciosa señora Russell (Carrie Coon).

Sanditon

Andrew Davis ('El diario de Bridget Jones') adapta la última novela inacabada de Jane Austen, sobre un pueblo de pescadores que a principios del siglo XIX se prepara para acoger la construcción de un gran balneario, llamado a revitalizar la zona. Charlotte, una joven bastante moderna para la época que acaba de llegar a la zona, será testigo de las intrigas y alianzas entre sus excéntricos nuevos vecinos.

The Great


De los salones de baile ingleses de 'Los Bridgerton', a la agitada corte rusa. Esta serie muestra el ascenso al poder de Catalina la Grande (Elle Fanning), emperatriz de Rusia durante 34 años, desde 1762 hasta su muerte a los 67 años. Es una ficción de época, pero tiene un lenguaje muy actual y muchos elementos cómicos.

Dickinson

Ambientada en una época cercana a 'Los Bridgerton', a mediados del siglo XIX, muestra a la poetisa estadounidense Emily Dickinson en sus años de juventud. Con una protagonista que guarda bastante similitudes con la hermana más rebelde del clan, Eloise, apuesta por un lenguaje más propio del siglo XXI y de la generación 'millennial' que de una serie de época.

Gentleman Jack

Otra ficción ambientada en el siglo XIX, concretamente en el Yorkshire de 1832, pero más transgresora que las peripecias de 'Los Bridgerton'. Basada en la apasionante vida de la terrateniente e industrialista Anne Lister y sus codificados diarios, documentando toda una vida de relaciones lésbicas, muestra abiertamente un tema (la homosexualidad femenina) que en aquellos años era absolutamente tabú.