Ir a contenido

CRÍTICA DE SERIE

'Demasiado viejo para morir joven': la pausa perturbadora de NWR

Esta historia de violencia ambientada entre Estados Unidos y México, formalista y posmoderna hasta la médula, tiene gestos lentos, pasividad, muchas pausas y diálogos de apariencia neutra pero muy inquietantes

Quim Casas

Miles Teller, en un fotograma de ’Demasiado viejo para morir joven’

Miles Teller, en un fotograma de ’Demasiado viejo para morir joven’

Nicolas Winding Refn estrena en Amazon 'Demasiado viejo para morir joven', serie ideada con el guionista de cómics Ed Brubaker. Directores como el danés son necesarios en el panorama 'streaming' actual: subvierten las reglas escritas y, de momento, pueden hacer lo que les da la gana en las plataformas.

Formalista y posmodernista hasta la médula, no es que Winding Refn aproveche más el tiempo (la serie consta de 10 episodios de entre 60 y 90 minutos cada uno). Lo que hace es contar lo mismo que ha contado en otros filmes explayándose más en cada secuencia. De ahí que esta historia de violencia ambientada entre Estados Unidos y México tenga gestos lentos, pasividad, muchas pausas y diálogos de apariencia neutra pero que resultan muy inquietantesMiles Teller, que interpreta al policía Martin Jones, deviene un rostro tan imperturbable como el de Ryan Gosling en 'Drive' y 'Solo Dios perdona', las dos películas de Winding Refn más conectadas con esta serie, además del uso de música con sintetizador analógico de Cliff Martínez, otro sello distintivo del cineasta.

El primer episodio está marcado por la oscuridad. El director se detiene en los reflejos de neones en las ventanillas y pulidas superficies de los automóviles. Cuando la acción pasa a interiores, los personajes aparecen a media luz, con sombras en sus rostros, neones y penumbra, contornos y siluetas. La primera secuencia, de 15 minutos de duración, describe a dos policías corruptos, el protagonista y su compañero de raza negra, quien para a una chica por saltarse un semáforo, le pregunta si quiere "follar" con él y la chantajea obligándole a darle todo el dinero que lleva encima.

Así las gasta el director de 'Valhalla rising', que después cuenta la relación de Martin con una menor y el encuentro con el padre de ella –un multimillonario cocainómano–, para pasar, en el segundo episodio, a explayarse con el día a día de una familia mexicana de narcotraficantes, y en el tercero con el caso criminal de un pederasta asesinado, y en el cuarto con una organización yakuza. Imprevisible (pero menos siendo Winding Refn), hipnótico y turbador.


Los 10 capítulos de 'Demasiado viejo para morir joven' están disponibles en Amazon Prime Video desde el 14 de junio.