Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Cómo mejorar la autoestima de los niños: 6 errores a evitar

La sobreprotección de nuestros hijos es una de las formas más comunes de destruir su autoestima

Ángel Rull

Una mujer y sus dos hijos saborean un helado en una heladería de Santa Coloma, el viernes. 

Una mujer y sus dos hijos saborean un helado en una heladería de Santa Coloma, el viernes.  / LAURA GUERRERO

La autoestima es uno de los pilares sobre los que se basa la vida de cualquier persona. En los niños es especialmente sensible, ya que se encuentra en fase de desarrollo. Padres, profesores y amigos pueden influir en su pleno funcionamiento. 

Cualquier persona de su círculo cercano puede hacer que nuestro hijo tenga baja autoestima. Pero especialmente los padres tienen gran responsabilidad al respecto y, por ello, deben analizar las señales de baja autoestima y erradicar los errores.

Autoestima en niños

La autoestima en la conciencia del niño de su propio valor respecto al mundo en el que vive. Son los aspectos buenos que siente sobre él, su confianza y el amor que tiene hacia sí mismo. Surge a partir del contacto directo con quienes le rodean y de toda la experiencia acumulada.

El resultado será el carácter y la forma de relacionarse consigo mismo y con el mundo, tanto en la infancia, como en la adolescencia y en la vida adulta.

Cuando aumenta su autoestima, se sienten seguros, valiosos y competentes. Son capaces de desarrollar mejor el aprendizaje y de pedir ayuda cuando la necesitan. Se comunican con fluidez y las relaciones sociales son óptimas.

Señales de baja autoestima

Las señales de baja autoestima en niños pueden ser confundidas fácilmente. Sin embargo, existen unos puntos distintivos que te ayudarán a identificarla.

  • Perfeccionismo y exigencia.
  • Falta de momentos de humor.
  • Pesimismo.
  • Inseguridad y miedos recurrentes.
  • Falta de habilidades sociales.
  • Somete a los hermanos y amigos con humillaciones.
  • Necesidad de que hagan todo por él.

Destruyendo la autoestima

Como padres, sentimos la necesidad de buscar lo mejor para nuestros hijos. En este camino, tomamos malas decisiones. Pequeños errores que, en conjunto, acaban consiguiendo bajar la autoestima de nuestros hijos. ¿Qué errores debemos entonces evitar?

1. Exceso de crítica. El exceso de comentarios negativos se debe a la intención de querer sacar lo mejor de ellos. El niño se desanima y se siente incapaz de realizar nada de forma correcta. Esto hará que la inseguridad aumente y tenga una mayor tendencia a cometer errores.

2. Falta de refuerzo positivo. Tendemos a dejar los premios para cuando hacen algo verdaderamente importante y lejano en el tiempo. Los refuerzos deben ser frecuentes, no siempre materiales y sin deberse a un gran logro. Cuando haya algo que criticar, se deberá hacer en privado y sin olvidarnos de los puntos positivos que sí ha habido.

3. Metas demasiado altas. Cada niño tiene sus habilidades y fortalezas. No todos pueden jugar al fútbol o dedicarse a la música. Debemos buscar aquello en lo que se sientan cómodos, con metas realistas y que generen confianza. La tendencia errónea normal es elegir por ellos y exigir un grado alto de excelencia.

4. No dejar espacio a la equivocación. Creamos dependencia a través de la sobreprotección. Que comentan errores no es nada terrible ni censurable. Tienen derecho a la equivocación. Esto hará que generen mejores herramientas y tolerancia a la frustración. Para ello, deja que fallen.

5. Hacerles todo. Solemos negar la oportunidad a nuestros hijos de hacer las cosas por el mero hecho de que nosotros sabemos hacerlas mejor. Ocurre con los trabajos de clase, por ejemplo, o con la hora del baño. Cuando ya tienen edad para hacer las cosas, hay que fomentar su independencia, siempre con nuestra vigilancia.

6. Decirles que es muy fácil lo que hacen. Si somos capaces de ver la facilidad en algo, no significa que ellos también. Llevamos décadas de aprendizaje de ventaja. Para ellos todo puede ser un mundo. Comprende su dificultad y su miedo. Sino aumentará su sensación de fracaso y dejarán de intentarlo.

Como padres, deseamos que nuestros hijos crezcan de forma óptima. Intentamos que no comenta errores, les guiamos y protegemos. Pero la sobreprotección acaba consiguiendo el efecto contrario al deseado: una baja autoestima. Unos errores muy comunes, pero, a su vez, muy peligrosos en su educación.

Ángel Rull, psicólogo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.