Ir a contenido

SANT MARTÍ

Los Encants se destapan

Unas rutas guiadas invitan a descubrir el mercado de objetos usados de la plaza de las Glòries

Carme Escales

Marta Barberà, guía de las rutas por el mercado de los Encants, en el puesto de coleccionismo de Ferran Simarro (izquierda), el Pintorofiu.

Marta Barberà, guía de las rutas por el mercado de los Encants, en el puesto de coleccionismo de Ferran Simarro (izquierda), el Pintorofiu. / JOAN PUIG

El abuelo de Marta Barberà tenía un huerto justo delante del mercado de Santa Caterina, en el barrio del Born. Caminaba hasta los Encants, en la plaza de las Glòries, para comprar allí los útiles que precisaba para trabajar la tierra. "Era la forma de comercio que conocían en la aldea gallega de la que procedían", explica la nieta. Ahora es ella la que entra en el mercado de los Encants para proveerse de todo lo que necesita para sus trabajos de bricolaje.

Además de los útiles vídeos que Marta Barberà va colgando en su canal de Youtube, donde enseña cómo sacar partido a cachivaches en desuso, la joven, vecina de Sant Martí, organiza rutas por el mercado de los Encants para dar a conocer las puestos de venta y artículos. Con el gran valor añadido de muchísimas brillantes ideas que dan juego a la visita. "Yo adoro este mercado. Es la cueva de Alí Babá", explica la vecina.

El sábado 10 de febrero

A las diez de la mañana se cita con los asistentes a la ruta, que deberán haber reservado su plaza previamente. La información al respecto se publica en su web, www.2ndfunniestthing.com, y en la del propio mercado (www.encantsbcn.com), o en cualquiera de ambos perfiles en Facebook.

La próxima ruta Craft tendrá lugar el próximo sábado, 10 de febrero. Se enmarca en los actos de celebración del Carnaval e incluye un taller infantil de máscaras de fieltro. Además, a partir de las 10.30 horas, en el mismo mercado habrá una chocolatada popular.

Las vidas de un artículo

 En sus rutas guiadas, Barberà empieza ofreciendo una perspectiva general de presentación del mercado. Y poco a poco va adentrando a su audiencia en las bases de la economía circular. Con ella, la recuperación de objetos antiguos tiende la mano al desarrollo de la creatividad. Una vieja caja de fruta pintada y con un cojín encima puede convertirse en una práctico y decorativo taburete. Un trozo de tela ayuda a reinventar un viejo vestido para volverlo a lucir como prenda nueva. Con imaginación, las vidas de los artículos nunca se terminan. Y el mercado de los Encants acaba convirtiéndose en un lugar casi mágico porque con cualquier objeto se puede crear otro.

En los puestos de la primera planta, como la de bellas artes que regenta Maria Durango, pinceles y acuarelas esperan embellecer con colores piezas de las que alguien se desprendió. Y con cremalleras vintage, uno de los artículos de la mercería de Mariló -a pie de calle, junto a Castillejos-, faldas, chaquetas y vestidos emprenden también nuevas vidas. "Hay muchas paradas que vendemos artículos nuevos, o tal vez con otros fuera de serie", precisa Durango, tercera generación de vendedores en los Encants y secretaria de la junta del mercado, junto a otros seis miembros.

Los 300 comerciantes o paradistas, entre puestos, tiendas y zona de subasta -explanada central- valoran positivamente la nueva ubicación del mercado."Sobre todo el primer año se notó un incremento muy grande de visitas. Y ahora ya se ha estabilizado", explica Maria Durango. Ahora la vista está puesta en el final de las obras de la plaza de las Glòries que esperan facilite la llegada de nuevos clientes a este peculiar recinto comercial.

0 Comentarios
cargando