Dimisión del alto cargo

Oncólogos y directivos del Institut Català d'Oncologia trabajan también para la empresa de Ramon Salazar

Dimite el director del Institut Català d'Oncologia por los pagos de farmacéuticas sin declarar

El director del Institut Català d'Oncologia recibió pagos de farmacéuticas que no declaró

Una empresa fundada por el director del ICO organiza jornadas de cáncer patrocinadas por farmacéuticas

Fachada de la sede del Institut Català d'Oncologia (ICO), en L'Hospitalet de Llobregat.

Fachada de la sede del Institut Català d'Oncologia (ICO), en L'Hospitalet de Llobregat. / Ferran Nadeu

J. G. Albalat
Beatriz Pérez
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Oncólogos, farmacólogos, psicooncólogos e incluso componentes de la dirección del Institut Català d'Oncologia (ICO) figuran como miembros del equipo de Sace Medhealth S.L., la sociedad fundada por Ramon Salazar i Soler y que ahora dirige su mujer. Salazar era, hasta este viernes, director general del ICO y se ha visto obligado a dimitir a raíz de una investigación de EL PERIÓDICO.

La empresa creada por el ya exalto cargo tenía acceso a todo el 'know-how' (esto es, el conocimiento) que generaba el centro oncológico a través de los profesionales del ICO que colaboran con ella y podía hacer el uso del mismo como quisiera, según las fuentes consultadas por este diario. Sace Medhealth S.L., añaden además, se valía del prestigio que tienen estos sanitarios por el hecho de ser trabajadores del ICO, el centro monográfico sobre cáncer por excelencia de Catalunya, totalmente público, que atiende al 50% de los pacientes oncológicos adultos de todo el territorio catalán.

Sace Medhealth S.L., a través de los profesionales del ICO que colaboran con ella, tiene acceso al conocimiento que genera el centro y puede utilizarlo libremente, según fuentes consultadas

Este diario destapó que Salazar había cobrado al menos 14.036,09 euros, que no declaró al Portal de Transparència de la Generalitat (como era su obligación), de hasta siete laboratorios diferentes en 2022, año en que asumió el cargo de director general del ICO. La cifra podría ser mayor porque no todas las farmacéuticas publican lo que pagan a los médicos.

A raíz de esta investigación, que también acreditó la existencia de esta empresa, la Conselleria de Salut le abrió el lunes a Salazar un expediente informativo y, como ha podido saber este diario, lo presionó para que presentara su dimisión este mismo viernes, cuatro días después.

En 2017, siendo director de Investigación Clínica del ICO, jefe de Oncología Médica y coordinador del programa Oncobell del Idibell, Salazar (que trabaja en el ICO desde 2004) fundó Sace Medhealth S.L., "una empresa del sector salud que ofrece diferentes líneas de servicio de soporte a la formación e investigación clínica académica", como define su web.

El oncólogo fue administrador de la misma hasta 2022, año en que pasó a dirigir el ICO, siendo así considerado alto cargo de la Generalitat. En ese momento, dejó a su mujer como administradora única de la misma. Con esta empresa también colaboran trabajadores e incluso directivos del ICO, como se puede comprobar en su página web.

El equipo de Sace Medhealth

El consultor científico senior de la empresa es el mismo Salazar. Margarita García, adjunta a la dirección general del ICO, es la consultora en investigación clínica de Sace Medhealth. El oncólogo Vicente Valentí es director asistencial del ICO. Los oncólogos Ferran Losa y Jordi Bruna, el psico-oncólogo Francisco Gil, el farmacólogo Víctor Moreno, todos personal del ICO, figuran también como equipo de la compañía. La mujer de Salazar, Annabel Cebrià, psicóloga del Parc Taulí (Sabadell), es la directora de operaciones de Sace Medhealth.

Esto es algo que también ha denunciado este viernes el sindicato CCOO, desvelando el paralelismo entre el organigrama del ICO y el de Sace Medhealth. "¿Los altos cargos del ICO que asesoran a Sace Medhealth han sido igual de transparentes con el Departament de Salut que el director general a la hora de informar sobre sus actividades privadas? ¿Es ético utilizar imágenes tomadas en el ICO para publicar en una empresa privada?", se preguntan en CCOO. La organización sindical considera que cuando se asumen las funciones de un alto cargo de una institución pública, como es el caso de Salazar como director general del ICO, hay "suficiente trabajo" para hacer y dedicar "el 100% de su tiempo a la institución".

¿Qué son las Tertúlies Oncològiques?

Sace Medhealth es la propietaria legal de la plataforma Tertúlies Oncològiques, unas jornadas anuales sobre cáncer que, patrocinadas por laboratorios, se organizan desde hace siete años bajo el sello de alguna institución sanitaria pública de Catalunya. Las tertulias de este año se celebraron precisamente ayer en el Hotel Condes de Barcelona y estaban organizadas bajo el sello del Vall d'Hebron Institute of Oncology (VHIO). La jornada estuvo patrocinada por un total de 19 farmacéuticas.

Hasta 2022, año en que Salazar se convirtió en director general del ICO, estas jornadas estaban organizadas por el Institut d'Investigació Biomédica de Bellvitge (Idibell), un organismo participado por el ICO (entre otros). Fue en 2022 cuando pasaron a estar organizadas bajo el sello del VHIO. Ese mismo año, la empresa Sace Medhealth S.L. dejó de aparecer como secretaría técnica en los folletos de promoción de las tertulias, pese a que esta firma sigue estando detrás de las tertulias y continúa siendo la que recibe los patrocinios de los laboratorios.

Orígenes de la empresa

La sociedad Sace Medhealth S.L. fue constituida el 2 de noviembre de 2017 con un capital social de 3.000 euros. Salazar y su mujer fueron administradores solidarios de esta compañía hasta el 31 de mayo de 2022, cuando la esposa del facultativo, de profesión psicóloga, se quedó sola al frente de la misma, según consta en el Registro Mercantil. El facultativo salió de la dirección días después de ser nombrado director general del ICO.

El año pasado, la empresa, que está domiciliada en un complejo residencial de la población de Sant Pol de Mar (Maresme), siguió organizando las Tertúlies Oncològiques patrocinadas por laboratorios. En los registros oficiales figuraban en 2022 únicamente dos trabajadores.

En 2022, el activo de la sociedad ascendía a 109.094 euros, cuando en 2021 era de 213.504 euros. En 2022, siempre según las cuentas oficiales entregadas en el Registro Mercantil, la empresa redujo de forma considerable su actividad. Fue ese año, precisamente, cuando Salazar dejó de ser administrador de la compañía. Un dato significativo es que en 2021 la sociedad obtuvo un beneficio positivo de 50.114 euros y al año siguiente el resultado del ejercicio registró pérdidas por valor de 37.997 euros, aunque aumentó las inversiones financieras hasta los 35.000 euros.