Entender más

Catalunya supera a Madrid en todos los indicadores de gasto en sanidad

Para acceder a quirófano se tarda el doble en Catalunya que en Madrid, comunidad que cuenta con más personal médico

Huelgas en la sanidad: ninguno de los dos territorios despuntan en inversión ni en personal

Catalunya supera a Madrid en todos los indicadores de gasto en sanidad
3
Se lee en minutos
Ona Sindreu (Verificat)

La manifestación de los sanitarios contra la gestión sanitaria de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, seguida por la huelga convocada por el sindicato Metges de Catalunya para finales de enero, han puesto a la sanidad pública en el centro del debate. Ninguno de los dos sistemas sanitarios lidera los ránkings ni de inversión, ni de personal ni de listas de espera. De hecho, estos dos territorios son los que tienen una mayor proporción de personas afiliadas a alguna mutua privada: el 38% en Madrid y el 33% en Catalunya, frente al 24% de la media estatal, según datos de la patronal Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras) obtenidos por Verificat.

Catalunya supera a Madrid en todos los indicadores de gasto en sanidad, aunque, en la mayoría de casos, ambas comunidades se encuentran en la parte inferior del ránking autonómico y por debajo de la media estatal. Aun así, Madrid cuenta con más personal médico por habitante, pero con menos camas, quirófanos y plazas de día. En lo que refiere a listas de espera, en Catalunya se tarda más o menos el doble en conseguir cita para intervenciones quirúrgicas que en Madrid. 

Catalunya gasta más en sanidad

De acuerdo con la cifra consolidada de gasto real, Catalunya destinó el 6,3% de su PIB a Sanidad, frente al 4,7% de Madrid en 2020, el último año para el cual hay datos disponibles, según la Estadística de Gasto Sanitario Público (EGSP) que publica el Ministerio de Sanidad. Son las dos comunidades autónomas que destinan un menor porcentaje de su PIB a la sanidad pública, las dos por debajo de la media estatal (6,9%). Haciendo el cálculo per cápita, Catalunya se encuentra en el ecuador de la lista, con 1.760 euros por habitante, unos 120 por encima de la media. Madrid ocupa la penúltima posición (1.491 euros por persona). Centrándonos únicamente en la atención primaria, Catalunya también está por delante: 226 euros por habitante frente a los 158 de Madrid.

Pero Catalunya ha reducido más el gasto en primaria que Madrid desde que estalló la crisis económica de 2008, de acuerdo con los datos de la EGSP. En 2020, la administración catalana gastó un 5,2% menos que en 2009, mientras que el descenso de Madrid fue del 1,6%.

Menos personal médico, más de enfermería

Más cerca del promedio estatal se encuentra la cifra de personal médico. En Catalunya trabajan 3,4 profesionales por cada 1.000 habitantes, una cifra que Madrid supera por tres décimas. Ambas comunidades se sitúan alrededor de la media estatal (3,5), tal y como indican datos del Ministerio de Sanidad para 2021. En cuanto a personal de enfermería, las dos comunidades empatan a 4,3 profesionales por cada 1.000 habitantes, dos décimas por debajo de la media.

Por lo que respecta al personal de la atención primaria, Catalunya supera ligeramente a Madrid (0,73 médicos por cada 1.000 personas frente a los 0,68 en Madrid), pero ambas se encuentran por debajo de la media, de 0,77, según el portal estadístico del ministerio. Más marcada es la falta de personal de enfermería de la primaria en la Comunidad de Madrid: 0,51 por 1.000 personas, por debajo del 0,68 de Catalunya y la media estatal de 0,66.

Otro de los indicadores clásicos para evaluar la calidad del sistema sanitario público son las camas de hospital disponibles. En 2020, en Catalunya había en funcionamiento 3,83 camas por cada 1.000 habitantes, liderando el ránking autonómico y bastante por encima de las 2,73 de Madrid. 

Listas de espera

Noticias relacionadas

Más allá de los recursos de ambos sistemas sanitarios, la estadística que probablemente está más presente en la vida de la ciudadanía es el tiempo de espera para obtener una cita en el centro de salud, para ver a un especialista o para entrar a quirófano. Y aquí, Catalunya va muy por detrás que Madrid. De media, es necesario esperar casi tres meses para acceder a una consulta, un mes más que en Madrid, según datos del Ministerio de Sanidad.

Para operarse, la espera es más larga. El tiempo varía mucho en diferentes especialidades: la más rápida es la cirugía cardíaca, que conlleva 58 días de espera en Catalunya y 47 en Madrid. En todas las demás, las listas catalanas son el doble de largas que las madrileñas: para cirugía general, cinco meses en Catalunya y dos en Madrid; para ginecología, 4,3 meses en Catalunya y 1,8 meses en Madrid; para traumatología, cinco meses y medio en Catalunya y dos meses y una semana en Madrid, y unas cifras similares para cirugías vasculares.