Pasos hacia la normalidad

Los hospitales empiezan a cerrar las camas extra abiertas por la pandemia

Una ’uci covid’.

Una ’uci covid’. / EL PERIÓDICO

  • Vall d'Hebron, el Mar y Sant Pau ya desmantelan espacios que estaban por encima de su capacidad estructural a medida que dan altas médicas

Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Algunos hospitales catalanes están ya cerrando camas que quedan libres y que habían sido montadas para ampliar el espacio con el estallido de la pandemia del coronavirus.

Vall d'Hebron

Es el caso de Vall d'Hebron, por ejemplo. "Alta que damos, cama que cerramos. El objetivo es ir cerrando aquellas que están por encima de la capacidad estructural del hospital e ir dando descanso al personal", explica el jefe de Medicina Intensiva de Vall d'Hebron, Ricard Ferrer."Cerrar no quiere decir que no se puedan reabrir", puntualiza. Sucesos como los vividos el sábado pasado, en que grupos de personas se reunieron sin distancia ni mascarilla para celebrar el estado de alarma, podrían malograr la por ahora buena tendencia.

La cada vez mayor penetración de la tasa vacunal está provocando caídas en picado de ingresos y mortalidad en los colectivos ya inmunizados. Ferrer destaca, por ejemplo, que casi no ingresan ya en el hospital personas de 70 o más años. Cada vez hay menos ingresos y también menos pacientes en las plantas.

Sant Pau y el Mar

Vall d'Hebron no es el único hospital que está cerrando camas. Hace un mes, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau clausuró una sala entera con unas 30 camas, según afirman fuentes del centro. También el Hospital del Mar ha cerrado "algunas camas que estaban por encima de la capacidad estructural del centro", según explica el jefe de Medicina Intensiva del Mar, Joan Ramon Masclans. "Pero seguimos por encima de nuestra capacidad", advierte. Por ejemplo, en la uci (que antes de la pandemia tenía 18 camas) ahora hay unos 40 pacientes entre covid y no covid. "La ocupación de la uci sigue por encima del 200%", explica Masclans, quien pide "prudencia".

Arnau de Vilanova, Bellvitge y Clínic


En Lleida, el Arnau de Vilanova ha recuperado al 100% su actividad quirúrgica al remitir los ingresos de personas afectadas por coronavirus. Otros hospitales como el de Bellvitge o el Clínic todavía no han comenzado a cerrar camas extra.

Evolución epidemiológica

La buena evolución epidemiológica de Catalunya, con la cuarta ola del coronavirus en fase de control, sigue su curso. Más lento de lo deseado, pero los hospitales y las ucis siguen vaciándose de pacientes con coronavirus gracias a los efectos de la vacunación. Este jueves, por ejemplo, el número de pacientes hospitalizados con covid-19 era de 1.227 (54 menos que el día anterior), de los cuales 410 estaban en ucis (13 menos que la víspera), según las cifras diarias de la Conselleria de Salut.

Noticias relacionadas

Mejoran también otros indicadores, como el riesgo de rebrote, que se ha situado en los 191 puntos. Por encima de los 100, el riesgo de que la epidemia vuelva a crecer es "alto", mientras que por encima de los 200 es "muy alto". La positividad (el número de pruebas diagnósticas que dan positivo) continúa inferior al 5% (4,83%) y este jueves ha habido 1.269 nuevos contagios y 18 muertes.

Además, la velocidad de propagación del virus (Rt) bajó a 0,84, lo que supone que cada 100 infectados contagian a una media de 84. Esto significa que el coronavirus está en recesión. La incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes a 14 días (IA14) también descendió a 227, cuatro puntos menos que el día anterior.