25 oct 2020

Ir a contenido

MOVILIZACIONES

Los MIR catalanes anuncian cinco días más de huelga la próxima semana

Los médicos internos residentes reclaman mejoras formativas, laborales y salariales: "Somos mileuristas"

La movilización logra "bastante seguimiento", aunque no afecta a los hospitales por los servicios mínimos

Beatriz Pérez

Concentración de los MIR en la Conselleria de Salut, este lunes.

Concentración de los MIR en la Conselleria de Salut, este lunes. / FERRAN NADEU

Poco tiempo para la formación y falta de supervisión de la misma. Poco respeto de los turnos de descanso. Bajos sueldos (unos 1.000 euros de salario base) pese a las largas jornadas laborales y a la responsabilidad. Por estos motivos los médicos internos residentes (MIR) catalanes han inaugurado este lunes la primera de las tres jornadas de huelga previstas para esta semana, movilización que ha sido secundada por el 90% de los llamados a ella según el sindicato Metges de Catalunya (el 37%, según Salut). Y han anunciado cinco días más de huelga la próxima semana. Según fuentes hospitalarias, aunque esta primera jornada ha tenido "bastante seguimiento", no ha causado "alteraciones" al menos en los principales hospitales de Barcelona debido, principalmente, a los servicios mínimos que se marcaron.

Esta huelga médica tiene lugar en un delicadísimo contexto: en plena pandemia mundial de covid-19, cuando se necesitan más que nunca a los sanitarios. Pero ello refleja el hartazgo de los MIR, que se sienten maltratados por la Conselleria de Salut y que, además, igual que el resto de los sanitarios, han visto aumentar en los últimos meses la demanda asistencial a causa de coronanavirus. Los jóvenes no son los únicos: también la atención primaria de Catalunya está estudiando si convocar otra huelga como hace dos años. 

Esta huelga tiene lugar en plena pandemia mundial de covid-19, lo que refleja el hartazgo de los sanitarios

"¡Sueldo de becario, sin límite de horario!" o "¡Argimon, dimisión!" (Josep Maria Argimon es el director del Institut Català de la Salut, ICS, además del secretario de Salut Pública) han sido algunos de los gritos que se han escuchado este lunes a las 12 horas en la sede del departamento de Salut, donde se han movilizado centenares de jóvenes médicos. Según los cálculos de Metges de Catalunya, en Catalunya hay alrededor de 3.600 MIR, que representan, aproximadamente, el 10% de la plantilla total de médicos (hay entre 36.000 y 38.000 actualmente).

Negociaciones

El portavoz del comité de huelga, Àlex Mayer, ha anunciado a mediodía que, además de los tres días de huelga previstos para la esta semana, habrá cinco días más la próxima. Los MIR reclaman, principalmente, cambios para poderse formar en su especialidad dentro de su horario de trabajo y mejoras retributivas en el sueldo base y las horas de guardia. "Hemos tenido negociaciones en serio tras la convocatoria de huelga, a base de reivindicaciones, por lo que esperamos que las concentraciones sí sean efectivas para conseguir aquello que reclamamos", ha explicado Mayer a los medios.

El viernes hubo una reunión con el Govern y las patronales para intentar un acuerdo y desconvocar la huelga pero, tras el encuentro, los MIR han mantenido la convocatoria: "Nos dan la razón en todas nuestras reclamaciones, pero a la hora de la verdad concretan muy poco", ha criticado. Mayer ha lamentado que, de cara a la huelga, se les exigen unos servicios mínimos que, a su juicio, no se corresponden con los de que debería hacer un MIR. "Nos ponen mínimos como si fuéramos adjuntos, pero somos personal en formación", ha opinado.

Aseguran que no se respeta su descanso, que no hay "supervisión" de sus labores y que dependen de las guardias para "subsistir"

Los MIR reivindican que, en la actual pandemia de covid-19, se ha hecho "patente" que su papel como médicos graduados ha sido "capital". "Hemos estado en primera línea en los diferentes dispositivos hospitalarios, extrahospitalarios y en los centros de atención primaria (CAP). Hemos tenido que modificar nuestros horarios, igual que nuestros compañeros adjuntos y hubo que suspender nuestras rotaciones formativas. Además, durante el pico de la crisis, la retribución de la jornada laboral se ha visto afectada y, en algunos casos, se ha reducido hasta la mínima expresión", denuncian en un manifiesto.

"No hay supervisión"

Lucía Gómez es residente de Hematología en el Hospital de Sant Pau (Barcelona). "Pedimos que se respeten los descansos entre los turnos de guardias. Debe haber 24 horas entre cada guardia y 36 horas de descanso entre cada semana. En muchos servicios no se respetan". Gómez asegura, además, que "no hay supervisión" del trabajo de los MIR, pese a que hacen "labores de responsabilidad". 

"Somos personal esencial del hospital. Hacemos un trabajo estructural y salimos cada día más tarde nuestro turno y no se nos pagan las horas extra", señala Manel Tuells, residente de tercer año de Medicina Interna en el Hospital de Bellvitge (L'Hospitalet).  Tuells asegura que a algunos MIR se les "obliga" a atender en planta y hacer operaciones "con sueldos de mileuristas". "Dependemos de las guardias para subsistir y todo esto después de 10 años de formación", denuncia. Y recuerda que, a raíz de la pandemia, los hospitales "han tirado totalmente de los residentes".

Diego, residente de segundo año de Medicina de Familia en el CAP Santa Coloma de Gramenet, asegura además que los MIR son "utilizados como moneda de cambio cuando no hay adjuntos suficientes". "Tenemos una responsabilidad que no nos tocaría si el contrato es de formación", concluye.